sábado. 28.01.2023

El Ayuntamiento de León ha tenido que rectificar una vez más sobre la marcha su política de personal y ha dado marcha atrás en su intento para crear 14 plazas ilegales. Un nuevo varapalo en una materia tan sensible y especialmente relevante en un Ayuntamiento como el de León, en el que se ha acumulado una plantilla sobredimensionada por constantes decisiones de difícil justificación durante los gobiernos de la democracia. La acumulación de problemas, de cambios de criterio e incluso de varapalos judiciales han convertido el área de Personal en un auténtico caos que ayer mismo obligó al alcalde Emilio Gutiérrez a enmendar la plana a su edil delegada en el Pleno. Urge más seriedad y rigor.

EDITORIAL: Un varapalo que frena una ilegalidad
Comentarios