viernes. 09.12.2022

TRIBUNA / Ganaderos en peligro de extinción

Hasta la hija de Isabel Pantoja se sorprendía porque las vacas son blancas y negras, y no rosas y blancas o moradas… Ella nunca había visto una vaca y cada vez va a ser más difcícil porque los ganaderos que las ordeñan están en peligro de extinción
y11m16107_18585940_med
Una vaca en una explotación de Villamoros. JESÚS F. SALVADORES

DL4P4F1-17-23-59-0

Hasta la hija de Isabel Pantoja se sorprendía porque las vacas son blancas y negras, y no rosas y blancas o moradas… Ella nunca había visto una vaca, y cada vez le va a ser más difícil, siendo mucho más difícil todavía ver a los ganaderos que las ordeñan, porque están en peligro de extinción.


Muchas personas famosas o no, desconocen de dónde procede la leche y piensan que se fabrica en los supermercados y que aparece de repente en los envases, como por arte de magia. Otras veces cuando se habla de leche, muchas campañas publicitarias, bares y hoteles, hablan de jugos de almendras, sojas y demás productos, para tratar de confundir al consumidor, siendo una denominación del todo incorrecta, desde luego, leche no es, y debería existir una legislación seria y una vigilancia por parte de la administración para evitar esta frecuente suspicacia.

Las nuevas generaciones no dan ninguna importancia al sector primario, esto es, a la agricultura y ganadería. Existe una cultura en la actualidad en la que se piensa que las cosas no suponen esfuerzo, que solo se trata de pedir y de dar, sin más, sin esfuerzo. Yo propondría que todos los jóvenes de este país pasasen una temporada trabajando en una granja de leche o en una huerta; para que de este modo den más importancia a lo que de verdad importa. La sociedad sufre más porque se les caiga el ADSL que por que desaparezcan tres granjas de leche diarias, sufren más por poder ver la serie de Netflix que por ver quién les provee de comida; y así nos va, y preparémonos para lo que venga, que de fácil no tendrá nada.

Yo creo que dentro de la ganadería nos estamos confundiendo, tenemos que hacernos influencers, más que nada, porque es lo que parece que entienden las nuevas generaciones. Vamos a tener que empezar a tener que explicar a los deportistas, que el mejor recuperador después de una competición o un entrenamiento, es la leche. También que la leche es el único alimento que combina de forma natural proteínas de alta calidad, conteniendo todos los aminoácidos necesarios, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales, y en especial, calcio que es asimilable por el ser humano e imprescindible para prevenir la osteoporosis. 

Sin leche

Un vaso de leche contiene el mismo calcio que ocho tazas de espinacas cocidas, que dos tazas y media de brócoli cocido o que una taza y media de almendras. También debemos saber que la leche previene la diabetes tipo 2 y la obesidad, y lo más importante, previene enfermedades cardiovasculares. Pero claro, eso no es interesante, es más interesante decir que es un veneno, claro, es lo que vende, la miseria y lo negativo, por eso tenemos que hacernos influencers, porque al final, solo así llegaremos a las nuevas generaciones. Personas que se gastan 1,6 euros en un café y luego miran ahorrarse 0,1 euros al comprar un litro de leche. Consumidores, que, con las nuevas tecnologías, más que informados, están desinformados, o lo que es lo mismo, hacen caso de cualquiera que, por el mero hecho de ser diferente, es capaz de tirar por tierra a un sector y a unas familias que trabajan de sol a sol con el único interés de crear alimento.

La única ventaja de todo esto, es que cuando un animal está en peligro de extinción, es cuando de verdad nos preocupamos, con lo cual, ya estamos cerca de que nos cuiden. El problema es que, al contrario que el lobo, el ganadero de leche no se va a volver a recuperar. Los ganaderos que abandonan las vacas, descansan, saben lo que es tener un fin de semana libre y no tener preocupaciones todos los días. 

Hay países que nunca destacaron por sus granjas de leche, en los que el consumo de leche era residual, como, por ejemplo, China. Bueno, pues ahora, está intentando depender de sus propios ganaderos, está intentando disponer de leche propia para sus habitantes, lo contrario a nosotros. Los chinos después de la Segunda Guerra Mundial, se dieron cuenta de que lo más importante era estar alimentados. Esa lección, es la vida misma, la naturaleza humana y animal. Cuánto echo de menos que en nuestro país se piense lo mismo, que nuestros políticos hablen de la ganadería y de la agricultura en sus discursos, y no se acuerdan de nosotros ni en las elecciones. Así que mirad qué importancia dan al sector primario. Se hunde nuestra ganadería y con ella nuestros pueblos, y no sale ni en medios locales. Así estamos, vamos a ser todos grandes urbanitas y tendremos que comer preparados y precocinados, que de naturales tendrán solo en envase, que probablemente sea de papel y no de plástico, porque en ese tema si que nos estamos poniendo serios.

y20a16169_19444133_med

Una vaca parda pastando en un campo de León. JESÚS F. SALVADORES

TRIBUNA / Ganaderos en peligro de extinción
Comentarios