sábado 28/5/22

Un futuro que crece más allá de la previsión

Con cuatro años de formación, el egresado logrará un perfil único para su incorporación al mercado laboral 
ciberdelito
Las salidas laborales de los ingenieros de Datos e Inteligencia Artificial son dispares. EFE

El grado en Ingeniería de Datos e Inteligencia Artificial es una titulación con un presente y un futuro indudable. La demanda laboral es y será muy elevada en los próximos años. La necesidad de nuevos perfiles de formación asociados con la transformación digital de la industria y la sociedad es un hecho que recogen la mayoría de los estudios sobre mercado laboral. Términos como «ingeniería de datos» e «inteligencia artificial» son cada vez más habituales y se relacionan directamente con las profesiones actuales y futuras. 

La inteligencia artificial es una de las disciplinas que más puede influir en la rápida transición hacia una nueva sociedad. Además, la ciencia de datos desempeña un papel crítico para alcanzar todo el potencial de la inteligencia artificial. Por ello, se debe dotar a los nuevos perfiles profesionales de las competencias requeridas para permitir las necesarias sinergias entre la Ingeniería de Datos y la Inteligencia Artificial. Los estudios de mercado indican que el impacto de la Inteligencia Artificial podría no ser lineal, sino crecer a un ritmo cada vez más acelerado y será la tecnología con más impacto en las organizaciones en los próximos años, más del doble que cualquier otra. La extensión de la Inteligencia Artificial en el sistema productivo impactará en una amplia gama de aplicaciones en diversos sectores y ocupaciones, incrementando la productividad, la riqueza de la mayor parte de los sectores económicos.

Las salidas profesionales de estos graduados son numerosas y muy diversas, y van desde trabajos como científico, analista o ingeniería de datos o especialista en soluciones de inteligencia artificial. En este grado se tratan asuntos como el tratamiento automático de la información y su uso para la optimización de procesos y recursos; la modelización, tratamiento, adquisición y extracción de datos; aprendizaje automático; sistemas inteligentes; seguridad e integridad de datos.

Este ingeniero puede trabajar como consultor en empresas inversoras en desarrollo de Inteligencia Artificial, liderar proyectos como experto en Machine Learning, como Ingeniero de Software y Programador de Inteligencia Artificial en proyectos, desarrollos de supercomputación.

En los estudios realizados a lo largo de cuatro años el egresado adquiere competencias para concebir, redactar, organizar, planificar, desarrollar, firmar y dirigir proyectos en el ámbito de la Ingeniería de Datos e Inteligencia Artificial.

La posibilidad de dotar de una formación transversal, pero a la vez especializada, a lo largo de cuatro años, proporcionará al egresado un perfil único para su incorporación al mercado laboral o para abordar aspectos más profundos en un máster posterior. En este sentido debe entenderse esta propuesta, con afán claro de mejora de la empleabilidad de los egresados, pero también como medio para acceder a estudios avanzados en un posible máster más especializado.

La Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial de la Universidad de León cuenta con varios grupos y numerosos docentes/investigadores que llevan años trabajando en matemática aplicada a los datos, ingeniería de datos o inteligencia artificial como parte de sus investigaciones y docencia. La oferta del grado se completa con una dotación de laboratorios y material para la realización de prácticas en las diferentes asignaturas.

Este grado se concibe inicialmente con un número limitado de acceso (la oferta es de 35 plazas), y da la posibilidad de acceder a posteriores másteres más avanzados y actividades de investigación. Se necesita talento y egresados formados específicamente en la ciencia e ingeniería de datos y la aplicación de la inteligencia artificial es evidente y es una apuesta de futuro para el desarrollo del sector productivo y la sociedad en general. 

La posibilidad de incorporar de forma complementaria a estudiantes y egresados con una formación más orientada y especializada en el ámbito de la ingeniería de datos y en la aplicación de técnicas de inteligencia artificial, ofrecerá una mayor posibilidad de desarrollo y crecimiento a las empresas del polo TIC para abordar nuevos proyectos.

Un futuro que crece más allá de la previsión
Comentarios