jueves. 09.02.2023

Velocidad de crucero para la cirugía de precisión

Hace ahora tres años seis servicios del Hospital de León sumaron fuerzas para reclamar el robot quirúrgico Da Vinci para el centro. Hace año y medio el aparato de última generación comenzó a funcionar en el servicio de Urología, uno de los que más lo utiliza, y en el de Ginecología. Desde la pasada semana el equipo de Cirugía Esófago-gástrica del complejo hospitalario utiliza también esta técnica, de momento en patologías benignas pero con el objetivo de introducirla en el tratamiento de cánceres gástricos y esofágicos. La previsión es llegar en breve a las 300 operaciones al año, con lo que una de las herramientas punteras en la cirugía mínimamente invasiva habrá logrado su objetivo, ya que los expertos consideran que la inversión en este robot (más de 1,5 millones de euros) se rentabiliza a partir de las 150 operaciones al año.

 

La consolidación de esta herramienta es una muestra más de la cualificación de los profesionales que desarrollan su actividad en el Hospital leonés, de su capacidad de poner tecnologías punteras al servicio de los pacientes y de la especialización en técnicas médicas que apuestan cada vez más por métodos lo menos agresivos posible para afrontar las dolencias que se les presentan.

 

La especialización de los equipos quirúrgicos locales en las técnicas laparoscópicas fue decisiva a la hora de apostar por el centro hospitalario leonés para instalar uno de estos robots. Los beneficios para los pacientes (mayor precisión, menor sangrado y posibilidades de infección, menor tiempo de ingreso y pronta recuperación) un motivo más de agradecimiento a los equipos médicos.

Velocidad de crucero para la cirugía de precisión