martes 26/10/21

La mascarilla de la discordia

España es diferente. Este eslogan publicitario acuñado en la década de los 60 con Fraga Iribarne como ministro de Turismo continúa manteniendo su esencia en la actualidad. La falta de una norma general para todo el territorio nacional en esta pandemia provoca que cada comunidad autónoma tenga sus reglas o, lo que es lo mismo, haga de su capa un sayo. La Junta de Castilla y León, empeñada en ejercer de padre, permite un año después que los niños puedan practicar deporte colectivo con contacto, eso sí, con la ‘brillante’ idea de que lo hagan utilizando mascarilla, en clara contradicción con otras categorías. Un alevín, por poner un ejemplo, ¿se contagia si no usa mascarilla y un juvenil, no? No hace mucho su protocolo obligó al Ademar a usar mascarilla en un partido de la Liga Asobal derogando a continuación el uso de mascarilla ante el gran ridículo hecho no sólo en el ámbito local, si no en el nacional e internacional.

Se verán obligados de nuevo a modificar la norma porque no me imagino a niños de estas categorías ‘ahogándose’ por esa norma impuesta por los sesudos rectores que pretenden ser más papistas que el papa.

La mascarilla de la discordia
Comentarios