miércoles. 06.07.2022

El Canal Alto de Villares se renueva por el medio rural

La licitación de las obras de modernización, por 24 millones de euros, aumentará el valor y el número de cultivos de los comuneros

A punto de licitarse las obras de modernización del Canal Alto de Villares, con un presupuesto de 24 millones de euros, la comunidad de regantes apuesta por la supervivencia del medio rural y el aumento de los cultivos hortícolas que, a su vez, serán una oportunidad de empleo para los cuatro ayuntamientos a los que da servicio de riego.

La presa, construida en el año 1965, domina una extensión de regadío de 2.251 hectáreas de los ayuntamientos de Villares, Villarejo, San Cristóbal de la Polantera, Santa María de la Isla y Soto de la Vega.

A la Comunidad de Regantes del Canal Alto de Villares pertenecen 4.000 comuneros y la manejan 200 agricultores que se dedican al cultivo de patatas, remolachas, maíz, alubias, alfalfa, hortalizas, trigo panificable y trigo para pienso, girasol y quinoa, entre otros cultivos.

La Comunidad de Regantes y los ayuntamientos afectados llegaron a un acuerdo en el año 2017 para la modernización de las estructuras del regadío en una zona tradicional de la Vega del Órbigo y el Tuerto tras la concentración parcelaria y el transporte del agua a través del canal y las acequias primarias.

La Comunidad de Regantes del Canal Alto de Villares fue constituida el 4 de noviembre de 1974 y tiene su sede e en Villagarcía de la Vega. El objetivo de las obras de modernización es establecer una red de riego mediante aspersión a la demanda, cuyas tuberías discurrirán paralelas a los caminos y las tomas de agua queden establecidas cada 10-12 hectáreas.

El Canal Alto de Villares se renueva por el medio rural
Comentarios