viernes. 12.08.2022

c Luis Carlos Arias Blanco escribe sobre ‘Los incívicos alados y otros’: «En el parque de La Granja no hay día que el disgusto se instale y amargue el paseo. Si el día es ventoso el polvo que se levanta se hace irrespirable; si el día es lluvioso transitar por sus dominios es todo un reto esquivar el barro formado; y si el día es caluroso un milagro encontrar descanso a la sombra de algún generoso árbol.

Y no porque los bancos estén todos ocupados, pues la mayoría están libres, pero éstos se encuentran salpicados de frescas y añejas deposiciones de las innumerables palomas que por allí merodean.

También de algunos incívicos deportistas que los utilizan como aparatos de gimnasia. Estas ratas aladas que atosigan con sus gorjeos y nos premian con sus copiosos excrementos, no solo ensucian los bancos de los parques sino también son visibles sus huellas en fachadas, aceras, farolas…

Y si tenemos que convivir con ellas, que nadie pone en duda su derecho, por lo menos que el responsable tome las medidas oportunas para paliar, en la medida de lo posible, sus nocivas y frecuentes evacuaciones».

c Lola Salmerón recuerda en su carta que ‘La vida de los negros importa’: «Pedro Sánchez, el presidente español que abandona al pueblo saharaui y se queda tan ancho.

Un presidente con la poca vergüenza de felicitar la actuación del gobierno marroquí. Una actuación donde son asesinadas unas 40 personas y más de 300 quedan heridas.

Vivo en un Estado donde no hace mucho por poner urnas se masacró a un pueblo a hostias, se persiguió y encarceló a líderes políticos y se acusó de terrorismo con pruebas ridículas a independentistas catalanes.

Vivo en un mundo donde se estrangula la lengua y se desprecia la cultura. Donde se matan negros, sí, ¡todavía! Donde se persiguen a aquellos que salen al mar a salvar vidas.

No me creo aquello de que la humanidad evoluciona. La humanidad está cayendo al pozo de la tragedia, del odio, del miedo... Aparecen pandemias y se quiere inocular a toda la humanidad a saber qué. Nos tienen cada día más controlados, más deshumanizados. ¡Basta! Si no lo cambiamos nosotros, estamos perdidos. Cualquier persona tenga el color de piel que tenga merece vivir libremente y en paz. Y nunca ser perseguido y asesinado. ¡Que el dolor, la rabia y la impotencia nos haga actuar!».

¿Cree que las medidas anticrisis aprobadas por el Consejo de Ministros ayudarán a mejorar la situación de empresas y familias?

SÍ 15%

NO 85%

Apoya el incremento del gasto en Defensa que se exige a España desde las fuertes que integran la Otan?

cartas al director
Comentarios