jueves. 30.06.2022

UN DÍA EN LA CASA COLGADA EN EL ESPACIO

Las gotas de agua salen volando así que el pelo se lo lavan con un champú que no necesita enjuague. El inodoro es un tubo de aire que succiona los deshechos. La orina se purifica y se recicla como agua. Para orinar se sujetan a la pared con correas, es la única manera de ‘apuntar’. Los paseos espaciales se hacen con pañal. Duermen de pie. Así es un día a 400 kilómetros sobre la Tierra, en la Estación Espacial Internacional, una casa de 450 toneladas en la que cualquier actividad se complica por la ingravidez
                      NASA
NASA

Es media noche en Houston y en Huntsville (Estados Unidos), las siete de la mañana en Colonia (Alemania), una hora más tarde en Moscú (Rusia) y las dos de la tarde en Tsukuba, (Japón). Son las ciudades donde están los centros de control de cada una de las agencias asociadas de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), esa casa de 450 toneladas que se encuentra a 400 kilómetros sobre la Tierra, habitada desde el año 2000 y único lugar conocido, fuera de nuestro planeta, donde existe vida humana de forma permanente. Allí, en el espacio, la jornada comienza a las seis de la mañana. Es decir, una hora menos que en España, pues la ISS opera según el meridiano de Greenwich, y los astronautas se acaban de despertar en un día normal.

06:00 Aseo sin grifo co todo flotando

«Lo primero que hago por la mañana es revisar mi agenda. Durante la noche, los equipos de tierra determinan las tareas que debemos realizar al día siguiente, así que echo un vistazo para ver qué me espera», escribió en un diario la astronauta de la Nasa Shannon Walker, durante su misión de 168 días a la ISS, entre noviembre de 2020 y mayo de 2021, como parte de la tripulación del Crew-1. «Después me visto y desayuno».

Parecen actividades sencillas, pero cualquier tarea se vuelve mucho más compleja de realizar sin gravedad. Por ello, los astronautas pasan alrededor de cinco años preparándose para ir al espacio y acostumbrarse, por ejemplo, a no tener grifos. Las gotas de agua salen flotando así que, al asearse, emplean toallitas húmedas y el pelo se lo lavan con un champú sin enjuague que originalmente se desarrolló para pacientes de hospitales que no podían ducharse.

El inodoro, por su parte, es un tubo de aire que succiona los deshechos. Los sólidos se comprimen y almacenan, para su eliminación posterior, y la orina pasa a un sistema de purificación que la recicla, para poder reutilizarla en forma de agua, un bien escaso en el espacio. ¿Cómo ‘apuntan’ sin salir flotando? Se sujetan a la pared con correas.

07:30 TRABAJO E Investigaciones

La jornada laboral comienza con una llamada a la Tierra en la que los astronautas se comunican con cada uno de los centros de control para ver si tienen información adicional sobre las tareas que deben realizar. Después, la rutina transcurre entre investigaciones científicas y misiones de mantenimiento y reparación de la nave, que se realizan en los distintos módulos acoplados a la ISS.

El módulo Columbus es el laboratorio de investigación europeo, mientras que los módulos Kibo, Destiny y Nauka son los laboratorios de Japón, Estados Unidos y Rusia, respectivamente.

10:00 HORA De paseo espacial con pañal

De vez en cuando, los astronautas también realizan caminatas espaciales fuera de la instalación. Antes de salir al exterior deben ponerse el traje espacial, que pesa 90 kilos en tierra, pero que es muy ligero en el entorno de microgravedad. Colocárselo les lleva unos 45 minutos y, una vez vestidos, permanecen algo más de una hora respirando oxígeno puro antes de salir de la Estación, para adaptarse a la menor presión que se mantiene en el traje.

Los paseos pueden durar varias horas. Este atuendo lleva un pañal incorporado y también amarres para mantenerse unidos a la nave.

En 2019 se completó la primera caminata espacial exclusivamente femenina en los 61 años de historia de la Nasa, un hito atribuido a las astronautas Christina Koch y Jessica Meir.

12:00 Comida en raciones con menú a la carta

La comida viene preparada desde la Tierra y empaquetada en raciones individuales. Algunos alimentos se pueden comer en su forma natural, como la fruta, y otros deben ser rehidratados, como la pasta.

Los astronautas pueden elegir el que será su menú diario durante la preparación de la misión, siempre supervisados por nutricionistas que se aseguran de que los alimentos escogidos les proporcionen un suministro equilibrado de vitaminas y minerales. Los requisitos calóricos difieren entre cada persona. Por ejemplo, una mujer pequeña necesitará unas 1.900 calorías al día, mientras que un hombre corpulento podrá requerir hasta 3.200.

17:00 La gimnasia es obligatoria

Como parte de su trabajo diario, los astronautas deben realizar dos horas de ejercicio obligatorio, pues la falta de gravedad provoca atrofia muscular y pérdida de materia ósea, además de causar la inflamación de algunos tejidos.

Para ello, hay máquinas de deporte, como la cinta de correr o la bicicleta estática con correas de fijación incorporadas, así como poleas y cuerdas con las que pueden ejercitar su resistencia.

19:30 Fin del trabajo, tiempo libre

Al final del día se mantiene otra reunión con los centros de control terrestres. Después, se prepara la cena y, tras ella, hay tiempo libre, momento que los astronautas aprovechan para hacer llamadas telefónicas a amigos y familiares.

21:30 HORA DE dormir... ¡de pie!

¿Quién dijo camas? Las habitaciones de la ISS son cubículos verticales individuales donde los astronautas duermen de pie metidos en un saco de dormir que está agarrado a la pared.

SÁBADO Y DOMINGO, tiempo para la Limpieza y el ocio

El sábado se dedica a limpieza y el domingo es libre, aunque las dos horas de ejercicio son obligatorias. Una de las actividades más comunes es hacer fotos desde la cúpula del módulo Columbus, que ofrece unas vistas espectaculares de la Tierra. La primera imagen, el 3 de diciembre de 2000, muestra una masa de nubes de tormenta sobre nuestro planeta.

A bordo hay dos guitarras, un teclado y un saxofón. ¡Y algunos astronautas hasta se han hecho virales tocando desde el espacio! Chris Hadfield grabó en 2013 una versión del éxito de 1969 de David Bowie, ‘Space Oddity’, que tuvo más de 45 millones de visualizaciones en YouTube.

UN DÍA EN LA CASA COLGADA EN EL ESPACIO
Comentarios