miércoles 01.04.2020

La limpieza de siempre pero con hipoclorito

Los más de 200 trabajadores del Servicio Municipal de Limpieza de León se centran en la desinfección ante el Covid-19 pero con un protocolo especial para sus empleados
Un trabajador del Servicio Municipal de Limpieza de León desinfecta un contenedor.
Un trabajador del Servicio Municipal de Limpieza de León desinfecta un contenedor.

El Ayuntamiento de León considera al servicio de limpieza como estratégico y esencial en la lucha para evitar la propagación del coronavirus. Por este motivo ha implementado una serie de medidas para evitar el contagio entre su personal y ha fijado una serie de prioridades durante el periodo de duración de esta crisis sanitaria. Un comité de gestión creado al efecto ha determinado el equipo que deben usar los empleados en función de la labor que realicen y que se compone de mascarilla, guantes y el traje de protección.

El trabajo diario de limpieza de las calles y recogida de la basura es el mismo pero se ha añadido el baldeo mecánico con hipoclorito, así como la desinfección del mobiliario urbano y los contenedores por medio de mochilas personales con el mismo producto. En lo que se refiere a la limpieza de los edificios municipales se ha procedido a la contratación de 20 personas de la bolsa de trabajo.

Sin duda, en la actualidad la labor prioritaria es la desinfección y en este cometido cuentan con la ayuda desinteresada de varias empresas leonesas.

La Concejalía de Desarrollo Urbano que dirige Luis Miguel García Copete ha establecido que en el caso de que hubiera bajas entre el personal el trabajo se centraría en primer lugar en las cercanías de los centros hospitalarios, asistenciales y en el mercado del Conde Luna. A continuación en la recogida de residuos domiciliarios, limpieza viaria en los aledaños de hospitales y ambulatorios, recogida selectiva de envases y por último cuidado del resto de calles y avenidas.

Su trabajo en el hospital consiste en la retirada de los restos convencionales, mientras que de los sanitarios se encarga un gestor contratado por el centro.

García Copete lanza un mensaje de optimismo, «nuestro objetivo es que no colapse un servicio que es básico en estos momentos». Para ello los conductores de la recogida de basura tienen 11 horarios diferentes y se cuenta con un retén de siete profesionales.

La institución capitalina ha constatado que durante estos días ha disminuido un 10% aproximadamente el volumen de basura recogida.

La limpieza de siempre pero con hipoclorito
Comentarios