lunes. 03.10.2022

Nace Maricoin, la criptomoneda lgtbi+

El peluquero Juan Belmonte es el promotor de la criptodivisa destinada a un colectivo de alto poder adquisitivo y estará disponible a partir del 1 de enero
                      Una activista de los derechos humanos enarbola una bandera arcoíris en Manila. ROLEX DELA PENA
Una activista de los derechos humanos enarbola una bandera arcoíris en Manila. ROLEX DELA PENA

Ha nacido en Chueca, el barrio gay y arcoíris de Madrid. Se llama maricoin y es la primera criptomoneda creada por y para el colectivo LGTBI. Sus creadores creen que tiene un futuro prometedor. Es una criptodivisa destinada a un colectivo de alto poder adquisitivo. No en vano, se calcula que si todos los integrantes de los colectivos identificados con alguna de las siglas LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales) se reuniesen en un solo país, estaríamos ante la cuarta potencia económica mundial. Se estima que en torno a un 7,5% de la población mundial encaja en el colectivo LGTBI, al margen de los millones de simpatizantes con la causa de la inclusión y la diversidad sexual. La prueba de fuego para maricoin llegará tras la medianoche del próximo día 31, cuando los asistentes a las fiestas de fin de año organizadas en Chueca, la playa grancanaria de Maspalomas, Ibiza y Barcelona, si es que no se suspenden, paguen con maricoins en los primeros 25 establecimientos ‘LGTBI friendly’ (respetuosos con la comunidad gay y la diversidad sexual) que se han aprestado a aceptarla. Pero maricoin nace con vocación de moneda global y mucho más recorrido de futuro. «Tenemos ya una lista de espera para obtener maricoins con prima antes de que la moneda cotice», explican sus impulsores. A través de internet se pueden demandar ya maricoins, medio de pago digital que quiere copar la llamada ‘economía rosa’ (‘pink economy’), un inmenso mercado y un fenómeno socioeconómico que movería unos cinco billones de dólares al año en el mundo.

Unificadora Juan Belmonte, conocido en el ambiente como Juan por Dios, el nombre de la cadena de peluquerías que regenta, es el promotor de la criptomoneda gay a la que se unieron enseguida otros 25 empresarios de los barrios alternativos de Chueca y Malasaña. «Sarasa, maricón, marimacho, tortillera. me han llamado muchas cosas en este mundo y ahora nosotros debemos poner todo eso en valor teniendo nuestra propia moneda, que nos va a unificar y dar poder en este mundo globalizado y capitalista.

Nace Maricoin, la criptomoneda lgtbi+
Comentarios