martes 15.10.2019

Un plan para saber de los gustos del consumo

Un plan para saber de los gustos del consumo

dl


La industria alimentaria ha colocado en el centro de su actividad en materia de innovación conocer mejor los gustos de un consumidor preocupado cada vez más por la salud, que quiere productos fáciles de preparar y que respondan a criterios de sostenibilidad. Así se desprende del foro Alibetopías, un congreso anual organizado por la patronal del sector (FIAB) que quinta edición y que pone de relieve la importancia de esta apuesta por la I+D+i, que también se dirige a fomentar la digitalización de las empresas y a favorecer su internacionalización. Representantes de compañías, autoridades e instituciones han participado en esta jornada para dar ejemplos del esfuerzo innovador de esta industria, con un peso específico en la economía nacional y especialmente relevante para el medio rural.


El presidente de FIAB, Tomás Pascual, ha destacado que Alibetopías pretende dar «visibilidad» a la decidida apuesta de los fabricantes de alimentos y bebidas por la I+D+i, que permite a esta industria ser uno de los sectores «más innovadores» del país.


El también presidente de la compañía Calidad Pascual ha incidido en el «potencial» de esta industria «para el desarrollo económico de España y la creación de empleo cualificado».


Además, ha relacionado la inversión en innovación con la necesidad de conocer mejor a un consumidor cada vez más exigente, y que comienza a reclamar «productos específicos, individualizados».


Aumentar este conocimiento es una de las claves para mejorar las tasas de éxito de los productos alimentarios innovadores que llegan al mercado, ya que «la mayoría fracasan» y no acaban de conectar con el consumidor.


Así lo ha advertido el director de Calidad e I+D de la firma vasca Angulas Aguinaga (dueña de la marca «La gula del norte»), Javier Cañada, que ya trabaja en un proyecto con más de 5.000 consumidores donde se aplican técnicas novedosas para conocer su reacción ante diferentes productos, como el estudio de la sudoración o a través de la neurociencia.



Búsqueda de soluciones


En la iniciativa también colaboran otras empresas y tiene por objetivo garantizar que el consumidor «participe en la creación del nuevo producto, desde el diseño hasta el punto de venta», para así garantizar que satisface sus necesidades. Responsables de la compañía aragonesa Aves Nobles y Derivados han explicado cómo detectaron que su marca Casa Matachín no lograba llegar a más hogares y apenas crecía en ventas al ser una enseña dirigida inicialmente a carniceros y no al consumidor final que acude al supermercado, lo que provocó que hace un año la cambiaran por el nombre comercial Aldelís.

Un plan para saber de los gustos del consumo