domingo 28/2/21

Premio Nobel por la cura de la hepatitis C

Harvey J. Alter, Charles M. Rice y Michael Houghton descubrieron el agente vírico que causa una infección de alto impacto en la salud pública a nivel global
Momento en que el jurado del Nobel de Medicina comunica el galardón a los tres científicos. CLAUDIO BRESCIANI

El Nobel de Medicina a Harvey J. Alter, Charles M. Rice y Michael Houghton es un premio merecido que reconoce el descubrimiento del agente vírico que causa una de las enfermedades de mayor impacto en la salud pública a nivel global, la hepatitis C, afirma a Efe el investigador español Esteban Domingo.

«Piénsese que, mientras que el número de infectados por el virus del sida se estima en unos 40 millones, los infectados por el de la hepatitis C que superan los 200 millones, con todas las posibles secuelas de enfermedad hepática», resume este científico del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad Autónoma de Madrid.

Para Domingo, el premio reconoce el trabajo de aquellos investigadores que fueron pioneros en la detección del virus, su caracterización y demostración de que era realmente el agente causal de la enfermedad; ello permitió desarrollar métodos para su diagnóstico y tratamiento, por tanto, «el premio es merecido».

El diagnóstico permitió controlar bancos de sangre y evitar una de las principales vías de transmisión en las transfusiones sanguíneas, apunta el investigador, quien agrega que el conocimiento de las proteínas del virus permitió diseñar moléculas como agentes antivirales para el tratamiento de la enfermedad. «Actualmente, los llamados antivirales de acción directa curan aproximadamente un 95 % de los enfermos. El problema que permanece, y que aplica también a otras enfermedades infecciosas, es que los medicamentos no alcanzan a todas las poblaciones que los necesitan».

Los estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice y el británico Michael Houghton fueron distinguidos con el Nobel de Medicina por su «contribución decisiva» en la lucha contra la hepatitis por transfusión, causante de la cirrosis y el cáncer de hígado, que ha permitido salvar «millones de vidas». «Por primera vez en la historia, la enfermedad puede ser curada, aumentando las esperanzas de erradicar el virus de la hepatitis C de la población mundial», señala el fallo.

Premio Nobel por la cura de la hepatitis C
Comentarios