viernes 14/5/21

Una profesión con una educación integral

La Facultad de Veterinaria centra la formación de sus alumnos en el concepto ‘One Health. Una sola salud’ que marca la OMS además de con un firme compromiso social para convertirse «en algo más que en los médicos de los animales»
La decana, María Teresa Carbajo, en el vestíbulo de la Facultad de Veterinaria. FERNANDO OTERO

La Organización Colegial Veterinaria celebra este año el Día Mundial del Veterinario bajo el lema Veterinarios, esenciales para la sociedad. En la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, único centro de Castilla y León donde se imparten los estudios del grado, profesores e investigadores de reconocido prestigio, apoyados por un personal de administración y servicios altamente cualificado, trabajan para conseguir una educación integral de sus estudiantes, en los que la responsabilidad, la ética y la pericia dirijan el desempeño posterior de su profesión.

En la formación de los cien alumnos que cada curso inician sus estudios se tiene en cuenta que una vez egresados van a desarrollar su actividad en numerosos ámbitos, por lo que el plan de estudios para el Grado en Veterinaria, adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior, abarcan todos ellos. Como titulación de Ciencias de la Salud está regulada por normativas propias (Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo -modificada por la Directiva 2013/55/UE- y la Orden ECI/333/2008 del Gobierno de España) que reconocen la cualificación profesional y establecen los requisitos, objetivos y competencias del título oficial que habilitará para el ejercicio de la profesión de veterinario.

Las competencias en seguridad alimentaria, como el control de la higiene, la inspección y la tecnología de la producción y elaboración de alimentos de consumo humano desde la producción primaria hasta el consumidor se desarrollan en los laboratorios y en la planta piloto del área de Higiene y Tecnología de los Alimentos, bajo la supervisión de profesores e investigadores que aseguran la formación de nuestros estudiantes como veterinarios capaces de garantizar la calidad y la seguridad de los alimentos y de esta forma proteger a los consumidores.

El Hospital Veterinario representa un instrumento muy importante para asegurar la adquisición de todas las competencias recogidas en las asignaturas del módulo de Ciencias Clínicas y Sanidad Animal, como por ejemplo el estudio clínico del individuo enfermo y de los tratamientos médicos, quirúrgicos o higiénico-dietéticos que requiera o la aplicación de los procedimientos de exploración clínica, de las técnicas diagnósticas complementarias y su interpretación, facilitando la tarea de los profesores del área de medicina y cirugía en su labor asistencial y por ende en la transmisión de sus conocimientos a nuestros estudiantes.

La Granja de la Universidad de León también se constituye en otro pilar fundamental en el que se apoya la formación en habilidades relacionadas con la producción animal que se desarrollan en un conjunto de disciplinas, coordinadas por profesores e investigadores, que se preocupan por la producción de materias primas, de la fabricación de piensos, así como de la formulación de raciones para la alimentación animal; también de cría y mejora animal y de los sistemas tradicionales y actuales de producción animal. A ellas se aúnan otras disciplinas de Formación Básica y de Ciencias Básicas y Sanidad Animal en la promoción de la salud de los colectivos animales con el fin de obtener el máximo rendimiento económico de una forma social, ética y sanitariamente aceptables, así como en el conocimiento del comportamiento, bienestar y protección animal; siendo estos últimos algunos de los desafíos con los que se enfrenta la profesión veterinaria. Asumiendo que los veterinarios deben conocer los sistemas de manejo y de producción adecuados, la educación de nuestros/as estudiantes apuesta por su formación como profesionales que deben liderar los procedimientos sobre bienestar animal, en los que se les asegure la mayor protección posible y el respeto de sus libertades.

Prácticas fundamentales

La formación de nuestros estudiantes se completa de manera inestimable con la realización de prácticas en empresas u otras instituciones. Se trata de actividades preprofesionales que sitúan al estudiante en el mundo laboral bajo la supervisión de un tutor veterinario, permitiéndole con cierta autonomía aplicar los conocimientos adquiridos a lo largo de sus estudios, así como adquirir otras destrezas y actitudes, desde la perspectiva del ejercicio profesional.

La Facultad de Veterinaria se siente afortunada por el gran número de empresas que acogen a los estudiantes en prácticas y la facultad agradece a todos los profesionales que de forma altruista colaboran con nosotros en la formación de nuestros estudiantes.

En resumen, los contenidos que se desenvuelven en el Plan de Estudios refleja el compromiso que la facultad tiene con la sociedad para poder devolverle aquello que necesite, en lo que a un veterinario se refiere; formando profesionales que sean mucho más que médicos de animales, que posean un carácter interdisciplinar que permita liderar actuaciones en producción, sanidad y bienestar animal, adquirir competencias en seguridad alimentaria y salud pública, así como promocionar estrategias encaminadas al desarrollo del concepto One Health. Una sola salud, propugnado por la Organización Mundial de Sanidad Animal y la Organización Mundial de la Salud desde el año 2000, en el que se establece que «la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los exosistemas en los cuales coexisten».

Una profesión con una educación integral
Comentarios