viernes 21/1/22

turrón en redondo

Confitería Conrado. Calle El Reloj, 6 . La Bañeza 654 040 847
                      DZ3P8F1-22-00-27-1.jpg
DZ3P8F1-22-00-27-1.jpg

A Conrado le salen los turrones redondos. Como los roscones. Pero antes de la noche de Reyes, la gastronomía leonesa se surte de la carta de turrones más variopinta de la mesa local. Con los de toda la vida en el recuerdo, como ‘La Merienda’, un turrón elaborado con aceite, pan y chocolate. Un mar de sensaciones. Y los más arriesgados, como el Turrón de Gin Tónic’.

A Sergio González le gusta reivindicar «el valor del turrón de La Bañeza en la cultura y en la tradición leonesa». Por eso ofrece una carta de cuarenta turrones, desde el ‘Turrón de Roscón de Reyes’ («Faltaría más», bromea), hasta los más novedosos. El escaparate es fantástico, cada año más. Hay pocos como el de Conrado. Un verdadero museo desde 1856, con mezcla de inquietud y de innovación.

La confitería tiene un público joven incipiente que se suma al tradicional. Ofrece este año lo más clásico, el turrón blando el duro, el de nata-nuez o el de yema tostada «con una presentación en caja de madera que es preciosa para cualquier regalo» y lo más novedoso. «Ofrecemos todo un arco de sensaciones, desde ‘La Merienda’ hasta el de Turrón de Pistacho y Chocolate Blanco, que viene en formato individual».

Otra de las grandes sensaciones es el ‘Turrón Trufado de Frambuesas Ecológicas de la Sierra del Teleno’, porque es filosofía de la casa la economía circular. Mantequilla o leche siguen la misma forma en el pensamiento de apoyo a los productores comarcales «que nos dan un sabor de primera y riqueza local».

Hay un panettone espectacular, mazapán, dulce fino, turrones de raja almendra difíciles de ver, que no de degustar. En la tienda online www.elreydelroscon.es se puede pedir. Degustar queda reservado a los paladares que ya saben de las excelencias de las yemas, imperiales, besitos o Conraditos. Todo para estar a la altura del nivel que marca la casa.

turrón en redondo
Comentarios