miércoles 01.04.2020

«La familia no ha podido venir a ver a Daniela por precaución»

Verónica y Pablo Iván son padres primerizos. Habían elegido la maternidad de HM San Francisco para el parto después de muchas dudas. «Con lo que ha ocurrido con esto del coronavirus nos alegramos porque nos ha dado tranquilidad no tener que subir al hospital». comenta el padre. Daniela vino al mundo el 19 de marzo, día del padre, con cuatro días de andadura del Estado de Alarma. «No es el mejor momento, pero nos estamos adaptando», comenta Pablo Iván. Una niña esperada como la primera nieta de las dos familias a la que solo la madre de Verónica pudo conocer en el hospital debido a las restricciones de las visitas para evitar los riesgos de contagios. «es la única que puede venir a casa porque me tiene que pinchar a mí», comenta Verónica. «El resto de la familia no la conoce, no es conveniente», comenta Pablo Iván. «En el Registro Civil solo había una persona y nos dijeron que nos avisarían cuando estuviera. Eso lo retrasa todo, la baja por maternidad y la de paternidad pero hay que tener calma porque la situación es la que es», apuntaba el padre mientras la madre se afanaba con la lactancia después de una cesárea. El temor del padre se centraba en la vuelta a casa. A la novedad y los cambios que implica la llegada de un nuevo miembro a la familia se suman los rigores del momento. «Espero que no haya problemas con los pañales, que no haya pasado como con el papel higiénico», señalaba. La cuarentena, una palabra que tiene su significado en el puerperio como una forma de protección para madres y bebés, se ha convertido en la protagonista de la vida de los nuevos leoneses que vienen al mundo.

«La familia no ha podido venir a ver a Daniela por precaución»