martes. 29.11.2022
Empleo

León acapara a 3.800 de los 5.300 nuevos parados de la autonomía

La encuesta del primer trimestre eleva el desempleo por encima de las 30.000 personas
OFICINA DEL SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ( SEPE ) EN LA CALLE RAMÓN Y CAJAL HECHA 02/06/2015 JESÚS F. SALVADORES
Oficina del Sepe en León. JESÚS F. SALVADORES

La Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año anticipa un periodo negro para la economía leonesa, para la situación social. Sin tomar en cuenta la pandemia, la EPA cifra el número de parados en León hasta marzo en 30.800, tres mil ochocientos más que León cuenta con 3.800 parados más que durante el último trimestre de 2019, con un porcentaje de desempleo del 15,27%, dos puntos más que en diciembre, y una tasa de actividad del 50%, la tercera peor referencia de toda España, tras Zamora y Orense.

La pérdida de empleo en León ofrece crueldad si se compara con los territorios adyacentes; la subida del paro que recoge la encuesta supone que la provincia representa el 71% de todo el incremento localizado en el conjunto que suman las nueva provincias que forman la autonomía; y si se mide por los efectos de la pérdida de actividad, en León se localiza la resta de casi diez mil empleos de los veinte mil que se han perdido en el conjunto de la comunidad. Tras los primeros tres meses del año, León contaba con 170.800 ocupados, frente a los 180.500 con los que llegó a final de año.

gra1

Lo más grave de esta aportación estadística es que la encuesta, realizada sobre una base de 390 entrevistas en León, no asume aún las consecuencias más graves de la situación económica derivada de la pandemia y el frenazo a la actividad económica por cuestión del confinamiento.

Inactivos

León tiene la tercera tasa de actividad más pobre de España, por delante de Zamora y Orense

León se convierte en la provincia con más tasa de paro de toda la comunidad autónoma, que ofrece un comportamiento asimétrico según los datos que ofrece el estudio estadístico de población activa. El paro subió en 5.300 personas en Castilla y León en este primer trimestre del año, el 4,16 por ciento más que el anterior, frente al 3,79 de incremento nacional, que deja en 131.900 los desempleados en la Comunidad, con una tasa de paro del 11,62 por ciento, frente al 11,2 con que concluyó 2019, aunque por debajo de la tasa nacional del 14,41 por ciento.

Respecto al mismo trimestre del 2019, la comunidad redujo el paro en 4.900 personas, el -3,55 por ciento, de acuerdo a los datos de la encuesta publicada por el Instituto Nacional de Estadística . Por provincias, , Ávila concluyó marzo con 9.300 parados (10.000 en el último trimestre del 2019) y una tasa de desempleo del 12,85 (13,57 a final del 2019); Burgos con 16.800 (16.100) y una tasa del 9,76 (9,34);; y Palencia con 9.000 (6.600), el 12,63 (9,35).

Desplome

De los 19.700 empleados menos en la comunidad, casi 10.000 se localizan en territorio leonés

En cuanto a Salamanca anotó a final de marzo 19.600 desempleados, los mismos que al final de año que dejan en 13,1 su tasa de paro; Segovia 7.100 parados (9.000), con una tasa de paro del 9,38 por ciento (11,11); Soria con 4.300 (3.200), el 9,58 (7,23); Valladolid 24.300 (23.900), con una tasa del 9,55 (9,37); y Zamora con 10.700 ( 11.200) y una tasa de desempleo del 14,24 (14,94).

Según la Encuesta de Población Activa), la ocupación se redujo a nivel nacional en 285.600 personas en el primer trimestre del año, hasta los 19,6 millones de empleados en el mayor descenso desde 2013.

En cuanto al paro, el número de personas desempleadas se incrementó en 121.000 hasta los 3,31 millones, lo que eleva la tasa al 14,41 %, el mayor alza en un trimestre desde hace siete años.

Más desempleo

La tasa de desempleo en León supera el 15%, la más alta entre los límites de la autonomía

El INE advierte de que la caída de la ocupación no incluye a los trabajadores afectados por un Erte y apunta que 562.900 ocupados declararon «no haber podido trabajar» por paro parcial de su empresa o por haberse visto afectado por uno de estos expedientes.

En total, los ocupados que declaran no haber trabajado en la semana de referencia aumentan en 509.800 en el trimestre, un alza «sin precedentes», en una cifra que también refleja otras situaciones como vacaciones o permisos. Según la metodología de la EPA, todos estos trabajadores, pese a haber dejado de ir a su puesto, siguen contando como ocupados si la suspensión laboral es menor de tres meses.

León acapara a 3.800 de los 5.300 nuevos parados de la autonomía
Comentarios