miércoles 29.01.2020
OPERACIÓN CABALLO DE TROYA CONTRA EL GRUPO MARTÍNEZ NÚÑEZ

La policía encuentra grandes fajos de dinero en las oficinas de Martínez

Los agentes se llevaron los equipos informáticos y decenas de archivos de la sede de Lazúrtegui . En los registros de las oficinas aparecieron libros de contabilidad muy antiguos escritos a mano.
La policía encuentra grandes fajos  de dinero en las oficinas de Martínez

Fajos de billetes de hasta 500 euros, «con muchísimo dinero», equipos informáticos, y cientos de archivos en papel, entre ellos libros de contabilidad muy antiguos y manuscritos, forman parte del «botín» de los exhaustivos registros que ayer realizaron los agentes encargados de la operación Caballo de Troya en las oficinas de Martínez Núñez. El segundo día del despliegue policial en Ponferrada —contra el presunto blanqueo de capitales, alzamiento de bienes, delitos fiscales e insolvencias punibles por parte del grupo empresarial— creció en intensidad y también en expectación.

Los agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef), de la Udyco de Galicia, más los de Vigilancia Aduanera y de la Agencia Tributaria se emplearon a fondo en revisar durante más de cinco horas las oficinas del grupo empresarial situadas en la céntrica plaza de Lazúrtegui. Especialmente en la octava planta del edificio, además de en la cuarta, donde de nuevo estuvieron apostados en la puerta efectivos policiales para que nada pudiera entorpecer la investigación que instruye desde Santiago de Compostela el juez Vázquez Taín.

Tras dormir en una celda de la comisaría, Maribel —la hija del empresario José Martínez Núñez— era conducida a las nueve de la mañana en el Seat Ibiza camuflado de la policía hasta la sede empresarial ponferradina. Allí permaneció observando cómo los investigadores revisaban papeles y todos los ordenadores. Fue una revisión a fondo, en profundidad, deteniéndose en numerosos detalles y en material, no sólo de la contabilidad actual, sino también de hace muchos años. De hecho, los de la Agencia Tributaria y el resto no perdieron detalle de apuntes contables hechos a mano.

Cuando faltaban quince minutos para las dos de la tarde, la policía aparcó en el pasaje peatonal Fernández Luaña un furgón en el que los agentes introdujeron cuatro ordenadores y un quinto de gran tamaño (el servidor central), que por su peso fue portado por dos personas. También se pudo ver cómo la policía se llevaba para investigar, más detenidamente y como pruebas del caso, otras cinco cajas de archivadores con documentos, además de varias carpetas.

Tras los ordenadores, salió Maribel Martínez y en calidad de detenida (la otra imputada es su secretaria) recorrió a pie con los agentes el tramo que separa en la plaza de Lazúrtegui la esquina de su edificio empresarial y la sede del Banco de Santander, a donde fue conducida para abrir varias cajas de seguridad. Del banco fue llevada a comisaría, pero por la tarde, los agentes volvieron a realizar una última inspección a la sede del grupo Martínez Núñez de Lazúrtegui. Apenas permanecieron dentro unos minutos.

En la operación Caballo de Troya de momento han sido detenidas 15 personas y se han registrado 17 domicilios y sedes empresariales. No sólo de la provincia de León, sino de Madrid, Valencia y Coruña. A las dos detenciones de Ponferrada, se unen otras siete en Madrid, cinco en Valencia y una en el pueblo coruñés de Coirós.

La policía encuentra grandes fajos de dinero en las oficinas de Martínez