miércoles 28/10/20

Roldán plantea un erte por causas de producción, que ha caído a la mitad

La dirección de Aceros Roldán y el comité de empresa de la factoría ubicada en Santo Tomás de las Ollas (Ponferrada) negociarán, a partir del próximo lunes, la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo por causas organizativas y de fuerza mayor, según informó ayer el presidente del comité, Miguel Ángel Arias. A las 16.00 horas de la lunes está prevista la primera toma de contacto y, hasta entonces, la plantilla desconoce los detalles de la propuesta de la que fueron informados hace dos días.

La situación derivada de la crisis del coronavirus ha provocado una drástica caída de la producción, tanto como a la mitad, aseguró Arias. Por eso, los trabajadores ya miraban de reojo a la posibilidad de que la dirección decidiera aplicar un erte. También porque otras empresas del grupo están en la misma situación. «Nosotros hacíamos una media de 8.000 o 9.000 toneladas de acero al mes y ahora estamos a la mitad», explicó el presidente del comité de empresa de Roldán. Por eso, la noticia no ha caído del todo por sorpresa para los aproximadamente 400 trabajadores de la fábrica de acero propiedad de Acerinox.

«Si no hay pedidos y no hay consumo, cae la actividad. Eso es así», reiteró Arias, insistiendo en que hasta que no se sienten a la mesa a negociar desconocen para cuántos trabajadores y en qué condiciones se plantea el ajuste laboral.

Roldán fue una de las primeras empresas del Bierzo en regresar al trabajo tras el paro obligado por el estado de alarma para todas aquellas no consideradas de primera necesidad. Entonces, no se planteó la posibilidad de presentar un erte por causas de fuerza mayor como sí lo hicieron otras industrias bercianas. Ahora, la caída de los pedidos obliga a replantear las cosas.

Roldán plantea un erte por causas de producción, que ha caído a la mitad