martes. 05.07.2022
Los efectos sociales

El virus detiene la ‘bbc’ primaveral

La pandemia impide las celebraciones sociales de carácter civil y religioso, tan habituales en esta época La evolución del contagio definirá si permite las comuniones, en mayo
Ornamentos florales propios de una celebración de boda. JESÚS F. SALVADORES

Una pandemia tiene siempre mal encaje en el calendario; pero resulta fatal en los albores de esta estación primaveral, tan dada a la cita con los acontecimientos sociales. El virus pone en cuarentena la vida de la gente; también sus planes. Los de boda, por ejemplo, más allá de que se trate de una ceremonia religiosa o civil.

El estado de alarma pone en solfa los acontecimientos de calado social tan extendidos en esta época del año. La bbc, expresión recurrente para localizar la dedicación de orquestas y músicos que suelen dedicar la temporada a amenizar este tipo de sesiones. Las bodas, bautizos y comuniones están en el alero. Por efecto religioso, los obispados de León y Astorga dieron orden inmediata de suspender cualquier actividad grupal y comunitaria relacionada en este proceso para el recibimiento de cualquiera de estos sacramentos. Estas alturas de año rebosan los centros escolares que profesan la religión católica, los centros parroquiales, de programas de catequesis dirigidas a los niños y niñas a los que preparan para recibir el sacramento de la comunión. La idea de que mayo acoge la mayor parte, si no la totalidad, de este tipo de celebraciones de tanto arraigo y costumbre social, no supone ahora ninguna incidencia optimista de cara a suponer que se van a poder celebrar, dado el cariz de los numeros del contagio, y las previsiones de que el estado de alarma llegará más allá de los plazos establecidos inicialmente. La clausura se extiende a otros ritos que también se inician por el mismo proceso. Ritos sacramentales, como el de la confirmación, que requiere de sesiones previas de preparación en catequesis.

Las diócesis ya anularon las catequesis dedicadas a la preparación para estos ritos sacramentales

El tiempo y la evolución de la curva de contagio definirá si se levanta la cuarentena y si hay plazo adecuado para llevar adelante las celebraciones de las primeras comuniones. En algunas diócesis se trata de afrontar el asunto una vez que se supere el tiempo litúrgico cuaresmal, una vez que se supere en el calendario religioso la Semana Santa, y que se que afronte con las familias el asunto, según las indicaciones de las autoridades sanitarias. La otra cara de esta incertidumbre está en los negocios hosteleros, que desde hace meses reservaban sus salones para esta cascada de acontecimientos que cada primavera se suceden como parte de la costumbre social. Las bodas, bautizos y comuniones están en la trastienda de la cuarentena.

El virus detiene la ‘bbc’ primaveral