sábado 5/12/20

Bembibre asume el control de la presa de San Facundo para evitar derrames

El Ayuntamiento se compromete con las pedanías a encargarse del mantenimiento

Evitar que se repita el daño ecológico causado por la limpieza de la presa de San Facundo en el río Argutorio es la finalidad que ha llevado al Ayuntamiento de Bembibre a asumir de forma definitiva el mantenimiento de un embalse que ha sido en las últimas décadas la principal fuente de suministro de agua de uso domestico en el municipio cabecera del Boeza.

El alcalde, Jesús Esteban, confirmó a este periódico que se ha llegado a un acuerdo con las juntas vecinales de San Facundo y Santa Marina, en cuyos terrenos mancomunados se encuentra la presa, para su mantenimiento «y así evitar que se repita una situación como la ocurrida con la limpieza de hace unos meses», afirmó, cuando el desembalse de lodo contaminó el río Argutorio causando una mortandad de truchas. El regidor señaló además que el acuerdo con las pedanías pertenecientes al Ayuntamiento de Torre era imprescindible «por ser las más afectadas por los daños que produjo la ultima limpieza de la presa».

Inicialmente, y tras asumir la gestión del agua de uso doméstico la empresa Socamex, quedó sin definir el responsable del mantenimiento de las instalaciones principales de recogida de agua. «Al final, unos por otros la casa sin barrer, y por eso se produjo esa acumulación de lodos que dificultó la limpieza. Ahora se ha decidido que sea el Ayuntamiento el responsable de las mismas, lo que evitará que se reproduzca una situación de ese tipo» afirmó.

El Ayuntamiento de Bembibre acaba de ser sancionado por la Confederación Hidrográfica del Miño Sil (CHMS) con una multa de 2.500 euros y el pago de 749 euros por daños al cauce del río debido a la avalancha de lodo que causó la apertura de las compuertas de la presa los días 8 y 9 de octubre del 2009. El Ayuntamiento todavía debe responder ante un juzgado de Ponferrada por un supuesto delito ecológico y tiene pendiente la resolución de un nuevo expediente sancionador por parte de la CHMS, que investiga un nuevo derrame de lodo en el mes de abril pasado.

El Ayuntamiento tiene intención de mantener operativa la presa cuando concluya la nueva captación desde el pantano de Bárcena. Aunque la nueva captación garantiza el suministro, la presa de San Facundo no se cerrará «porque recoge agua de muy buena calidad y porque el suministro de la presa supone ahorro en bombeo desde el pantano», afirmó Esteban. El mantenimiento no obligará al Ayuntamiento a efectuar grandes inversiones. «Nos ocuparemos del mantenimiento, pero si la presa se deteriorara o se precisara la renovación íntegra de las redes de conducción hasta Bembibre, pasaríamos a prescindir de la misma porque contaríamos ya con la captación del Bárcena», afirmó.

Bembibre asume el control de la presa de San Facundo para evitar derrames