martes. 05.07.2022
Pleno municipal

Carballo une sus votos al alcalde que denostó y le aprueba su presupuesto

El tripartito dice que son las cuentas de la reactivación y la oposición de la subida de impuestos
El alcalde intentó impedir una intervención de la edil Ruth Morales tras la enmienda de Cs. ANA F. BARREDO
El alcalde intentó impedir una intervención de la edil Ruth Morales tras la enmienda de Cs. ANA F. BARREDO

Ya lo dijo Manuel Fraga en castellano, rememorando la frase en inglés de Winston Churchill: «La política hace extraños compañeros de cama». Si hace apenas unos meses el presidente del Partido Regionalista del Bierzo (PRB), Tarsicio Carballo, denostó públicamente con frases al alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón —llegando incluso a promover una manifestación en contra de la subida de la tasa del agua y basura— ayer los dos concejales del PRB fueron la tabla de salvación contra la asfixia política de la minoría en la que se encontraba el tripartito tras el encontronazo de Olegario Ramón con su concejal Manuel de la Fuente, el edil que iba en las filas del PSOE y hoy está en la bancada de los no adscritos.

Carballo volvió a demostrar ayer en sesión plenaria que está cuando el tripartito de PSOE, Podemos y su antiguo y confeso enemigo político de Coalición por el Bierzo, Iván Alonso, lo necesita. No sólo con la abstención en casos puntuales, sino que está en las grandes ocasiones, como son las cuentas anuales.

El tripartito de Ramón logró aprobar el presupuesto para el 2022 —que asciende a 65,5 millones de euros— y que desde los sillones del equipo de gobierno consideran como el trampolín económico para el despegue de la modernidad de Ponferrada, frente a la visión de la oposición, que lo ven como un lastre, por la carga fiscal y de impuestos que tendrán que soportar los vecinos de este municipio. Todo, con críticas y cruce de reproches hacia un alcalde, que tuvo que escuchar lo dicho por el ex regidor de USE, Samuel Folgueral, cuando le recordó que se opuso a la petición de un crédito y ayer los de Olegario Ramón aprobaban sin rubor otro préstamo municipal por importe de 3,8 millones de euros, pagaderos a 11 años. Y ello, con el actual tripartito dejando de invertir 31 millones de euros, según el cierre del balance económico del año que hoy termina, el 2021.

Al alcalde Olegario Ramón también le reprocharon la elevada presión fiscal que recibirán los ciudadanos de Ponferrada, con 27 millones de euros de recaudación prevista para 2022 en impuestos y tasas ,como la de la basura, IBI o IAE.

A la hora de votar en el pleno, las cuentas salieron ayer adelante con los 14 votos a favor de PSOE, Podemos, Coalición por el Bierzo y los bercianistas del PRB. En contra hubo 11 votos: los del PP de Marco Morala, Ciudadanos de Ruth Morales, USE de Folgueral y el edil no adscrito, Manuel de la Fuente, con el que el alcalde mantiene disputas dialécticas en cada sesión.

Pero ayer, con quien más encontronazos tuvo el regidor fue con la portavoz de Ciudadanos, Ruth Morales, por decidir este grupo presentar una enmienda a las cuentas y negarse Olegario Ramón al debate de la misma. En más de una ocasión la edil pidió la palabra por cuestión de orden y el regidor —visiblemente alterado— le preguntaba insistentemente que recitara el artículo legal sobre el que basaba su petición, hecho que finalmente se lo mencionó. Una cuestión de orden que el propio Tarsicio Carballo también reclamó para intervenir y que el regidor no le puso ningún impedimento.

MANUEL DE LA FUENTE

Con este planteamiento, la visión de las cuentas fue dispar. Así, Manuel de la Fuente dijo que «van a suponer una presión fiscal que no corresponde con los servicios que se prestan. De los 65 millones de ingresos, 27 millones son de presión fiscal para todos los ciudadanos, por pago de impuestos, el 42% de los ingresos. La palma se lo lleva el IBI, vehículo, IAE y basura.

LORENA GONZÁLEZ, PODEMOS

González destacó que el gasto crece en Bienestar Social, sube el 39% y en inversiones. Son el 265% del área», dijo y citó mejoras como el cambio de calderas en centros de infantil o remodelación del centro de día Flores con el aire acondicionado. «Incrementamos la cartera de servicios que tenía el PP», concluyó.

CARBALLO POR EL PRB

Para Carballo «no son los presupuestos del PRB, ni mucho menos», dijo. «Negociamos con el equipo de Gobierno, con la edil Hacienda y el alcalde y portavoz del PSOE y mantuvimos la idea clara, y es que Ponferrada tiene calles tercermundista y sin aceras en algunos casos. Está por dejadez de equipos anteriores de gobierno. Lo más importante es cambiar la fisonomía de la ciudad, con aceras destrozadas, sucia y abandonada. Algo de culpa tiene el alcalde porque lleva 3 años gobernando. Por eso, pedimos presupuestos de ciudad más habitable y buenas aceras y papeleras, que no hay», dijo.

USE DE FOLGUERAL

«Viendo la liquidación de 2021, hay defecto de previsión en uno de cada tres euros presupuestados. No han acertado. Puede que en el 2020, fuera entendible, pero en el 2021 debía de haber proceso de racionalidad, porque era previsible que las aportaciones externas fueran muy a la baja. Tampoco contaron para el 2022. No creo que sean una realidad económica del país. Estamos hablando de 31 millones de euros no gastados. Con esos números nos resulta difícil intentar armar una cuestión de presupuesto», dijo Samuel Folgueral por USE.

CS DE RUTH MORALES

«Pediremos la nulidad del pleno por vulnerar la legalidad, por no admitir la enmienda y derechos de los concejales. Existe falta de credibilidad de las previsiones presupuestarias. Se parte de ingresos iniciales basado en el ejercicio de 2021 y ha habido desviación brutal en los ingresos, que son 26 millones de ingresos menos previstos Las previsiones de este ejercicio no son creíbles», concluyó la concejala de Cs.

CB DE IVÁN ALONSO

«Esta es la primera vez en un pleno de presupuestos que no vienen las cuentas de Pongesur, uno de los responsables de la mayor desigualdad en los barrios y pueblos del municipio. Es un presupuesto valiente, real y necesario», dijo Iván Alonso, de CB.

EL PP DE MORALA

«Sigo sin ver que sean presupuestos de reactivación y modernización. Apuntan a convertirse en un auténtico lastre. Exigen un esfuerzo fiscal muy por encima de la dañada economía local. Amenaza al empleo y atenta contra el mantenimiento de la población. Se ve en el padrón municipal desde que gobiernan», dijo.

POR EL PSOE ISABEL FERNANDEZ

El debate de las cuentas fue defendido desde el PSOE por la concejala Isabel Fernández: «Son presupuestos con perspectiva de futuro. Son ambiciosos y diseñados para la reactivación, con impulso económico, social y urbanístico. Son 65,5 millones, que cumple con límite gasto y deuda. Dejamos atrás el plan de ajuste para acceder a fondos europeos. Reducimos deuda. Este año amortizamos con antelación 1 millón y hay otro de 1,2 millones del préstamo agregado ICO».

Carballo une sus votos al alcalde que denostó y le aprueba su presupuesto
Comentarios