sábado 07.12.2019
Infraestructuras

La CHMS invertirá 375.000 € en renovar los desagües de Bárcena

Bembibre se reúne con el organismo para agilizar la legalización de la traída del pantano
La presa aún en obras, en 1959. DL
La presa aún en obras, en 1959. DL

Sesenta años después de su construcción, los mecanismos y las piezas que accionan las compuertas que desaguan el aliviadero de superficie de la presa de Bárcena —motores eléctricos y cadenas Galle instaladas a finales de los años cincuenta del pasado siglo— serán sustituidos en los próximos meses por cilindros y grupos ole-hidráulicos más modernos, según informó ayer la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), que invertirá 375.000 euros en las obras.

 

Los trabajos para sustituir los mecanismos originales del embalse, que llevan funcionando de forma ininterrumpida desde 1959, comenzarán el próximo día 25 y tienen un plazo de ejecución de siete meses. Y será la empresa Elsamex la que se encargue de la ejecución de las obras después de quedarse con la adjudicación de una licitación que partía con un presupuesto base de 560.000 euros. Elsamex se impuso a otras tres propuestas recibidas por la CHMS.

 

La empresa adjudicataria mantendrá la estructura actual de las compuertas, sobre las que acometerá un tratamiento superficial de la pintura. También sutituirá estanqueidades, explican fuentes del organismo hidrográfico dependiente del Ministerio para la Transición Energética. Los operarios también renovarán instalaciones y cuadros eléctricos de los accionamientos.

 

La renovación de los mecanismos del aliviadero de superficie, cuya contratación ya ha apareido en el Boletín Oficial del Estado, llegan cuando el embalse cumple sesenta años desde su construcción; unas obras con proyecto de Antonio de Corral y García que emplearon a 2,200 trabajadores durante cuatro años y que obligaron a desalojar los pueblos de Bárcena y Posada y a rehacer 14 kilómetros del trazado ferroviario entre Ponferrada y Villablino.

 

Por otra parte el Ayuntamiento de Bembibre ya ha mantenido una nueva reunión con los responsables de CHMS para legalizar la traída de aguas que abastece al municipio, junto con Congosto y Castropodame, desde el pantano de Bárcena, paso previo para plantearse el derribo de la presa irregular de San Facundo. «En esta nueva reunión se nos especificaron los pasos a seguir para legalizar la captación que al final es presentar documentación concreta que actualmente está reuniendo el arquitecto para agilizar todos los trámites», aseguró ayer la alcaldesa, Silvia Cao.

 

El derribo de la presa de San Facundo, aguas arriba de la segunda captación de Bembibre, está paralizada de momento. «Es necesario tener primero legalizada la captación de Bárcena y tenemos que recibir respuesta de Medio Ambiente sobre el futuro de la presa y no vendrá hasta que no esté constituido el Gobierno», señaló la alcaldesa, que recordó que la CHMS financiará el derribo del embalse y acondicionará una zona de ocio.

La CHMS invertirá 375.000 € en renovar los desagües de Bárcena