miércoles 20.11.2019

El comercio rechaza el cambio de los taxis y el Ayuntamiento niega ahora la peatonalización

m. carro


El comercio del centro de Ponferrada quiere la calle Camino de Santiago tal y como está configurada en la actualidad. Ni parada de taxis ni proyecto alguno de peatonalización de un tramo. Cualquiera de estas decisiones —la primera ya tomada y la segunda, un proyecto avanzado por el concejal de Movilidad, José Antonio Cartón— será contraproducente y contraria a los intereses del sector comercial, tal y como defendió ayer el presidente de la Asociación Templarium, Felipe Álvarez, quien también aseguró que nadie ha consultado con ellos la recuperación de la parada de taxis.


«Creemos que es un error. Es una calle limitada a 30, con una estética concreta y, sobre todo, una calle en la que se ha gastado mucho dinero público en dejarla como está. Es injusto e incomprensible que se vuelvan a colocar vehículos en una acera que no está preparada para ellos», afirmó el presidente de Templarium. Felipe Álvarez considera que la ubicación en Gómez Núñez no denosta el servicio del taxi y que, además, la remodelación que se va a hacer de esta calle permite crear una parada adecuada para los taxistas. Si esta localización no convence, Álvarez también plantea el inicio de la avenida de España, junto a Lazúrtegui. Todo para dejar libre Camino de Santiago.


«No entendemos estas decisiones», dijo el presidente de Templarium, contrario también a cualquier proyecto de restricción del tráfico en dicho vial. Álvarez asegura que el centro de Ponferrada no está preparado para la peatonalización y que cualquier acción en esta línea contribuiría a aislar todavía más a un comercio que vive horas bajas.


Precisamente, con respecto a este proyecto de peatonalización avanzado el martes por el concejal de Urbanismo, ni 24 horas ha tardado el Ayuntamiento en dar marcha atrás y asegurar que lo que pretende no es lo que dio a entender en un principio. Un cambio motivado, quizás, por la oposición manifestada por algunos de los afectados.


«Se va a hacer un estudio para retomar el asunto de la ubicación de la parada del autobús urbano dentro de la plataforma única que está situada en la calle Camino de Santiago», explicaron fuentes municipales, cambiando su discurso para especificar ahora que lo que se persigue es una «calle de coexistencia» o, lo que es lo mismo, una vía en la que «peatones y vehículos coexisten dentro de un mismo espacio vial y en las que se aplican distintas técnicas para compatibilizar su interacción». Es decir, el modelo urbano que ya se está aplicando en Camino de Santiago tras la remodelación.

El comercio rechaza el cambio de los taxis y el Ayuntamiento niega ahora la...