viernes 27/5/22

Un conductor ha sido condenado a un año de prisión por homicidio imprudente, al considerarlo responsable de la muerte de un motociclista que impactó contra su vehículo cuando realizaba una maniobra de acceso a Toral de Merayo. Pese a que la víctima circulaba con exceso de velocidad, se considera probado que el responsable de la muerte es el conductor, y se le impone una indemnización de 121.000 euros para la hija del finado.

Las circunstancias

Uno de los conductores no advirtió que por el carril contrario se acercaba la motocicleta

El día 7 de marzo de 2.020, sobre las 21:30 horas, el conductor circulaba por la intersección con la carretera de acceso a la localidad de Toral de Merayo, en un tramo recto formado por tres carriles, uno para cada sentido de la circulación y un tercero situado entre estos dos y regulado por una señal horizontal de Stop para facilitar la incorporación a la mencionada carretera y efectuó un giro a la izquierda, en tramo seco, limpio y en buen estado de conservación, con buena visibilidad y con la velocidad limitada a 50 kilómetros por hora, procedió el conductor a ocupar este carril central y a efectuar dicha maniobra de giro a la izquierda para introducirse en la carretera de acceso a Toral de Merayo.

No lo vio

No advirtió que por el carril del sentido contrario se aproximaba la motocicleta manejada por el fallecido, que tenía el permiso para conducir este vehículo desde hacía tres meses y que circulaba a una velocidad elevada y superior a la autorizada, interponiéndose el coche en la trayectoria de la moto, que no pudo esquivarlo ni frenar lo bastante para detenerse. La moto impactó violentamente contra la parte lateral derecha del turismo, y el conductor salió despedido para caer sobre el asfalto, donde falleció prácticamente en el acto y resultó herido el conductor, con ambos vehículos objeto de importantes daños materiales.

Como consecuencia de este accidente el fallecido, que contaba 30 años de edad y estaba dado de alta como trabajador autónomo desde el 16 de diciembre de 2019, después de haber trabajado por cuenta ajena durante varios periodos de tiempo, sufrió un shock hemorrágico hipovolémico con rotura hepato-pulmonar que le provocó la muerte, según el fallo judicial.

Condenado a un año de prisión por la muerte de un motorista en accidente
Comentarios