lunes. 30.01.2023
El PP comarcal salió ayer en defensa del secretario del grupo popular en la Diputación, Francisco Fernández, después de que los ex populares del MASS le acusaran de «asaltar» del despacho de la ex vicepresidenta Fátima López Placer, que también se ha integrado en el proyecto de los antiguos críticos del partido. «Francisco Fernández se ha limitado a cumplir la función que le había encomendado su superior jerárquico y no es cierto que se haya producido una intromisión con nocturnidad y alevosía», aseguró el secretario comarcal de los populares, Ángel Velasco. El dirigente del PP insistió en que Fernández, que ocupa un cargo de confianza «perfectamente legal» «podía ocupar el despacho, porque es un despacho de la institución y no hay vicepresidenta. El dirigente negó que el parentesco de Francisco Fernández -es hermano del delegado territorial de la Junta de Castilla y León y también secretario provincial del PP, Eduardo Fernández- haya influido en toda la polémica. Escuredo había acusado al PP de iniciar maniobras para echar a Fátima López Placer después de que ésta decidiera prescindir del hoy secretario del grupo popular en la Diputación de un puesto de confianza similar en los órganos comarcales de la formación política. Velasco defendió «la dedicación y valía» de Francisco Fernández en los dos puestos y le ofreció «el apoyo y la solidaridad» del partido ante las críticas de Escuredo. El dirigente comarcal del PP lamentó que el MASS haya elegido «el camino del ataque y la descalificación» en lugar del de las ideas.

«Fernández podía ocupar el despacho»