sábado. 13.08.2022

El fuego sigue vivo en Peñalba y regresan a casa los vecinos de San Pedro de Trones

- La Junta da por controlado y baja a nivel cero de peligrosidad el incendio que entró en Puente desde Galicia 
undefined
Un helicóptero se aproximaba ayer a la zona de Peñalba de Santiago donde la orografía hacía imposible el trabajo de las cuadrillas de tierra. ANA F. BARREDO

«Lloverá y volverá a brotar», decía ayer el alcalde de Puente Domingo Flórez, Julio Arias. «Si nos juntamos, somos más fuertes», les escribía a sus vecinos desde sus redes sociales, aliviado porque la Junta de Castilla y León, a través del órgano de coordinación Cecopi acababa de rebajar a nivel cero de peligrosidad el incendio que esta semana, y procedente de la vecina Galicia, donde todavía sigue devorando la naturaleza, ha mantenido en jaque a los servicios de extinción y ha sembrado el miedo entre los vecinos de su municipio. Además de rebajar la peligrosidad del fuego, dado por controlado, el Cecopi también desmovilizaba a la Unidad Militar de Emergencias (UME) que ha colaborado en la extinción y después de tres días de desalojo preventivo permitía regresar a sus casas a los vecinos de San Pedro de Trones. 

«Han sido días muy duros para todos y los recordaremos siempre», añadía Arias después del último susto en la tarde del jueves, cuando el viento volvió a lanzar las llamas del fuego de Quereño contra Salas de la Ribera y la cooperación de los vecinos, junto con «el trabajo enorme de la UME y de las brigadas de la Junta, sin descanso, nos libraron de males mayores» con una «espectacular línea de defensa» en San Antonio y Salas.

El fuego, al menos en su vertiente berciana, parecía ayer sentenciado y a punto de trasladar hasta San Pedro a una de las familias de refugiados ucranianos que había sido desalojada, Arias esperaba que la Junta lo dé pronto por extinguido.

Más paciencia habrá que tener para ver sofocado el incendio de  Montes de Valdueza, probablemente originado por un rayo el pasado domingo, a la espera de que la investigación oficial lo confirme. Aunque el Cecopi también desmovilizó a los efectivos de la UME desplazados hasta la Tebaida Berciana, la Junta mantenía ayer el nivel 2 de peligrosidad.

Las laderas escarpadas y el terreno agreste dificultaban el trabajo del personal de tierra en la zona de Peñalba de Santiago, donde el fuego seguía vivo y solo la labor de los medios aéreos y la pericia de los pilotos de los helicópteros con las descargas de agua permitía hacer frente al avance de las llamas, ladera abajo.

Los técnicos de la Junta ya están perimetrando el resto de la superficie quemada, que ha superado con creces la que ardió en el fuego de 2017 que tanta alarma social creó en el Bierzo. Con la retirada del batallón de la UME, ayer aún trabajaban en el incendio de Montes tres cuadrillas de tierra, dos camiones autobomba, cuatro helicópteros con cuatro cuadrillas heligransportadas, dos bulldozzer, además de la unidad de apoyo al Puesto de Mando, un técnico, dos agentes medioambientales y un avión ACO de coordinación del Gobierno. En Montes, en Peñalba, en San Adrián, solo queda esperar que  acaben de atajar el fuego y pensar que también lloverá y volverá a brotar. 

El fuego sigue vivo en Peñalba y regresan a casa los vecinos de San Pedro de Trones
Comentarios