sábado. 28.01.2023
Crónica religiosa El triduo que ha celebrado la visita domiciliaria de la Sagrada Familia superó por la solemnidad y por la numerosa concurrencia a una simple función piadosa, revistiendo el carácter de una solemnidad desusada. Llamaba irresistiblemente la atención, el adorno del altar por su originalidad, por su atrevida ejecución porque era una realización fiel de una idea artística en extremo. A pie firme Agradezco a mi respetado amigo Espinel el calificativo de tranquila que da a esta discusión. Si señor, si, tranquila, yo la llamaría más bien, una espellica amistosa. Y tan amistosa. Como que el día que me presente por la redacción estoy seguro que me propina usted un apretado abrazo aún a trueque de añadir luego del apretón, qué bruto.

HACE 75 AÑOS
Comentarios