domingo. 03.07.2022
Tecnología

Menos de un 10% de los comercios de Ponferrada ha entrado en la era digital

Templarium inicia una campaña para que sus socios accedan a las subvenciones de la UE
                      Manuel Gancedo, de Templarium, Blanca Álvarez y Felipe Álvarez, ayer. DL
Manuel Gancedo, de Templarium, Blanca Álvarez y Felipe Álvarez, ayer. DL

Ni si quiera uno de cada diez negocios de la asociación de comercio Templarium de Ponferrada ha iniciado un proceso de digitalización. No se trata solo de crear una página web propia y/o redes sociales para vender contenido y productos, sino de cambiar el modo de gestión de manera integral, desde el inventario, hasta el control de las cuentas. Por eso, de la mano de Byte Factory —la empresa que acompaña a Templarium en el salto hacia la digitalización— la asociación ha iniciado una campaña entre sus socios para que soliciten las ayudas que la Unión Europea ha dispuesto en varias convocatorias con este fin. Son a fondo perdido y las solicitudes se valoran por riguroso orden de inscripción. Por eso, es importante actuar con rapidez y en ello incidieron, ayer, tanto la representante de Byte Factory, Blanca Álvarez; como el presidente de Templarium, Felipe Álvarez.

«No les va a costar dinero alguno y los socios se podrán gastar las subvenciones concedidas en lo que más les interese, siempre dentro de este proyecto de digitalización y siempre que estén al día en los pagos», apuntó Felipe Álvarez. Además, el objetivo de Templarium es que el mensaje llegue más allá del centenar de socios y que otros negocios de la ciudad y de la comarca concurran también a las diferentes ayudas, organizadas en función del número de trabajadores que tenga cada empresa.

Las más próximas en salir publicadas serán aquellas pensadas para beneficiar a negocios con entre tres y nueve trabajadores. Después habrá otra convocatoria para empresas de menos de tres empleados. En el primer caso, las ayudas son de hasta 6.000 euros y en el segundo, de 2.000 euros, explicó la representante de Byte Factory, que se pone a disposición de todos los interesados para guiarles en el proceso de concurrencia a la convocatoria.

El modus operandi es sencillo y en ello incidió Álvarez. Primero habrá que darse de alta en Acelera Pyme, donde después habrá que rellenar un formulario de autodiagnóstico para determinar en qué punto del proceso de digitalización se encuentra el negocio. Una vez hecho esto, hay que autorizar a Byte Factory como «representante voluntario» para que se encargue de realizar toda la tramitación.

«No es una tabla de salvación, pero sí es una manera de actualizar la empresa, de digitalizarla y de que sea más competitiva», destacó Felipe Álvarez, que también hizo balance de la Noche Blanca celebrada el pasado fin de semana. Un evento en el que los socios de Templarium invierten 12.000 euros y que siempre ayuda a levantar las ventas, aunque Álvarez reconoció que el mal tiempo del viernes no ayudó en nada.

El presidente de Templarium confía en que las rebajas de verano que están a punto de empezar sean mejores que las de invierno: «Enero y febrero fueron unos meses muy malos», dijo. También avanzó que la Feria de las Rebajas será a finales de agosto y que están buscando ubicación, ya que la habitual en el Museo del Ferrocarril de Ponferrada está ocupada por la exposición con motivo del centenario de la Ponferradina.

Menos de un 10% de los comercios de Ponferrada ha entrado en la era digital
Comentarios