miércoles. 10.08.2022
Consecuencias de los incendios

La quema de castaños en Valdeorras repercutirá en el mercado berciano

Desde Cesefor estiman que a menos producción sí que se podrá dar un alza de precios
                      Imagen del monumental castaño situado en un soto de Valina (Toral de los Vados). DL
Imagen del monumental castaño situado en un soto de Valina (Toral de los Vados). DL

El Bierzo tenía en el año 2014 19.286 hectáreas de castaños, lo que representaba la gran mayoría de la comunidad Castilla y León, que contabilizaba de aquella una cifra de 28.410 hectáreas. A día de hoy, el último inventario conocido sitúa en 16.400 las hectáreas que ocupan los sotos de castaño en esta comarca. En el 2014 movía 8.000 toneladas de castañas en el Bierzo y se hablaba de una repercusión económica de 32 millones de euros. El año pasado, la cosecha del 2021 estuvo alrededor de los 6,6 millones de kilos. Bajó por culpa de la avispilla y otras afecciones.

A estos datos objetivos de merma, aún cuando se están dando esfuerzos importantes por recuperar sotos en la comarca, se une el hecho de que, en mayor o menor medida, repercutirá en la zona del Bierzo el reciente desastre ecológico y natural de los incendios forestales de Valdeorras. En la vecina y aledaña comarca gallega quedaron arrasadas importantes sotos de castaños y en la zona se habla ya de catástrofe para el sector.

Ante estos datos evidentes, este periódico pregunto a uno de los expertos sobre este sector, Roberto Rubio, que es el jefe del área forestal de la Fundación Cesefor (Centro de Servicios y Promoción Forestal), entidad que trabaja para mejorar el sector forestal, a través de proyectos de innovación y vertebración del territorio.

Roberto Rubio asegura que los destrozos de los castaños de la zona de Valdeorras tendrá su impacto, aunque en la comarca berciana será pequeño. La explicación es que la comercialización de la castaña se mueve en un ámbito global, ibérico. «Hay mucho movimiento de castaña entre sitios. Es verdad que a menos oferta, con la demanda de castaña de calidad, como es la de esa zona de Valdeorras, tan buena como es la del Bierzo, pues se puede resentir en esa oferta y puntualmente podrían darse algunas alzas de precios. Pero, Valdeorras es muy grande y no se ha quemado toda Valdeorras. Aún hay que afinar mucho sobre la superficie de sotos arrasados pro el fuego, de sotos en producción», indica Roberto Rubio. Además, indica que hay que tener en cuenta otro tipo de factores, como es el hecho de que el precio de la castaña depende de muchos factores; entre otros, de la calidad que pueda tener el año, de cómo arrancan las campañas de producción en Andalucía, cómo se comporta la producción entorno al noroeste peninsular. Por eso, considera que hay una serie de variables que pueden incidir finalmente en el impacto berciano de lo sucedido en Valdeorras.

La quema de castaños en Valdeorras repercutirá en el mercado berciano
Comentarios