sábado. 28.01.2023
|

Sin pistas del robo de los cajetines

Un año después de que se desvalijaran más de setenta cajas de seguridad privadas en la oficina central del Banco Pastor de Ponferrada nada se sabe con certeza de la autoría
La imagen muestra a dos policías que recogieron pruebas hace ahora un año tras conocerse el robo
Fue uno de los casos que más dio que hablar y pensar en enero del año pasado. Más de setenta cajetines de seguridad privados custodiados en una cámara acorazada situada en los sótanos de la oficina central del Banco Pastor de Ponferrada eran reventados y desvalijados en un domingo. Dentro de ellos había importantes cantidades de dinero en efectivo, joyas, documentos y objetos de gran valor cuya cuantía exacta nadie ha podido facilitar. Se ha llegado a decir que el botín podía rondar los seis millones de euros. Ahora, cuando se cumple un año de aquel suceso, no existen pistas contundentes que conduzcan a la detención de los autores. El delegado del Gobierno en aquel momento, Miguel Alejo, ya adelantaba que el caso iba a ser complicado de resolver. Durante estos últimos doce meses, la policía siguió varias pistas. Incluso hubo un vecino de la avenida de España que llegó a creer haber identificado a un hombre como sospechoso de merodear hacia las seis de la madrugada cerca del banco, la noche anterior al robo. Sin embargo, su testimonio no condujo a nada. También se llegó a tirar del hilo de la pista gallega, ya que en Orense, en el Banco Etcheverría se actuó en los cajetines de una manera similar a la de Ponferrada, y se pensó en un primer momento que pudiera estar relacionado con una banda del Este de Europa. Pero, no. Durante el último año, según fuentes próximas a los afectados por el robo, hubo un goteo de denuncias sobre los valores robados. Hace apenas unos días se presentó la última ampliación de denuncia. El caso sigue abierto.

Sin pistas del robo de los cajetines
Comentarios