martes. 28.06.2022
Turismo sostenible

El Sil une a León y Galicia con una gran senda turística

Alcaldes y representantes de 24 de los 31 municipios ribereños regados por este río se reunieron en Toreno para sentar las bases de un recorrido de más de 200 kilómetros realizable a pie, en bicicleta o a caballo
undefined

Alcaldes y representantes de 24 de los 31 municipios por los que discurre el río Sil en las provincias de León y Galicia se reunieron, esta mañana, en Toreno para sentar las bases de un ambicioso proyecto turístico que requiere de una acción conjunta: La Gran Senda del Sil. Se trata de una ruta de senderismo, cicloturista y realizable también a caballo que parte de La Cueta (Cabrillanes) y concluye en Los Peares (Orense).

Más de 200 kilómetros desde el nacimiento hasta la desembocadura del río Sil que, en el caso de León, atravesaría los municipios de Cabrillanes, Villablino, Palacios del Sil, Páramo del Sil, Toreno, Cubillos del Sil, Congosto, Ponferrada, Toral de los Vados, Carracedelo, Borrenes, Carucedo y Puente de Domingo Flórez, para salir por Rubiá hacia la vecina Galicia y concluir donde el Sil se une con el Miño, surcando la Ribeira Sacra.

El colectivo ‘El Sil, sí’ de Toreno está detrás del acto celebrado ayer, concebido como el punto de partida de un trabajo que en el Galicia llevan más adelantado, principalmente por la acción que allí realiza el Consorcio de Turismo de la Ribeira Sacra. Su presidente y también alcalde Sober (Lugo), Luis Fernández, fue uno de los participantes en el encuentro de ayer. En la parte lucense del Sil, hay ya alrededor de 50 kilómetros de ruta homologada compatibles con la Gran Senda del Sil y que incluyen hasta una decena de miradores hacia su cañón.

Están pero no cohesionados ni unidos en una ruta bien planteada. Ese es el objetivo, unir a todos los ayuntamientos para que cada proyecto particular se sume a uno general que permitan crear esa senda de más de 200 kilómetros que puede ser, incluso, alternativa a un tramo del Camino de Invierno a Santiago dentro de Galicia.

Hace más de un año que ‘El Sil, sí’ comenzó a trabajar en esta iniciativa, ya respaldada por el pleno del Ayuntamiento de Toreno. Su alcalde, Laureano González, no faltó a la cita. «El tema interesa», dijo, para después explicar que en el caso de Toreno la senda debería integrarse con la playa fluvial que está previsto construir en El Retorno. 30.000 metros cuadrados destinados al ocio. Pero en estos momentos, el Ayuntamiento con un proyecto vinculado al Sil más avanzado es el de Ponferrada. 

El concejal de Dinamización Económica, Urbanismo y Sostenibilidad Medioambiental, Pedro Fernández Robles, también acudió a la reunión y lo hizo —dijo— «con los deberes prácticamente hechos» en relación a lo que se propone. «Este proyecto complementa lo que ya estamos haciendo. De hecho, nosotros estamos contemplando prácticamente hacer todo el recorrido que se plantea en esta senda, contando con el Anillo Verde que se va a poner en marcha. Uno de los trayectos de ese anillo empieza en la presa del pantano de Bárcena y llega hasta Priaranza, por lo que de alguna manera nos presentamos ya con el trabajo hecho», aseguró el edil de Ponferrada.

También el alcalde de Cubillos del Sil, Antonio Cuellas, es partidario de la Gran Senda del Sil. De hecho, la ve perfectamente compatible con ese proyecto de aprovechamiento turístico del pantano al que hizo alusión el concejal de Ponferrada y que también involucra a Cubillos. «Encaja con la idea que venimos planteando desde hace unos cuantos meses para embalse de Bárcena y de darle una continuidad al Camino Olvidado. Para nosotros puede ser un recurso», dijo.

En el caso de Páramo del Sil, uno de los grandes potenciales es el avistamiento de osos. «Cada ayuntamiento tiene sus handicaps y su manera de mirar al futuro. Igual que para Cubillos o Ponferrada el pantano de Bárcena puede ser una salida bonita e importante, o en Villablino pueda ser algo que tenga que ver con la estación de esquí de Leitariegos, todo siempre vertebrado por el Sil; en Páramo, ahora mismo, tenemos muchísimas visitas para el avistamiento de osos», expresó el alcalde, Ángel Calvo. Una tendencia al alza que requiere de regulación y, por eso, el Ayuntamiento ya ha iniciado contactos con la Fundación Oso Pardo (FOP), el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la Junta de Castilla y León. «Habría que regularlo y hacer miradores camuflados en la naturaleza. Hemos tenido ya alguna reunión que no ha trascendido para hacer las cosas como es debido y va por buen camino», aseguró el regidor.

El Sil une a León y Galicia con una gran senda turística
Comentarios