jueves 17/6/21

Reflexiones para el Partido Popular

No hay peor cosa que mirar al vacío y sentir que uno cae, sin conciencia, sin apoyos, “sin sentido”, en definitiva... Uno cae porque va acercándose tanto a la sima, (pozo muy profundo formado a partir de una fisura o grieta en el terreno...), que “las ideas se ven arrastradas hasta la profundidad de la sima, de donde ya no pueden ser rescatadas” El agua, fuerza emergente donde las haya, resurgirá de la sima, limpia, dando vida y sentido a todo su recorrido... Las ideas, son otro cantar... En política, sólo la firmeza en las mismas dan fuerza para emerger. En Política, si la dignidad personal se difumina en los organigramas de gobierno, se generan SIMAS profundas en el terreno, antes firme, de una sociedad plural. ¡Partido Popular!, en período de “vacas” lo normal es reflexionar... por eso estas líneas poco digeribles pero necesarias: “Sima” es creerse superiores a los ciudadanos de a pie. “Sima” es considerar normal los privilegios por estatus político. “Sima” es desarrollar un diccionario funcionarial a medida. “Sima” es convertir en normal el vivir por encima de los ingresos oficiales. “Sima” es Comprar y Pagar simplemente por ser político. “Sima” es perder el oído del pueblo llano. “Sima” es asumir la cobardía por miedo a perder los privilegios. “Sima” es contemplar el hundimiento y echar la culpa al agua. “Sima” es aceptar como normal los juramentos a medida. “Sima” es pensar que oposición es cobrar sin trabajar. “Sima” es olvidarse de las bases después de cada elección. “Sima” es el agujero que cava diariamente la política irreal, ajena a los principios y a la moral.

Reflexiones para el Partido Popular
Comentarios