martes. 31.01.2023
El Banco de España echó el cierre a sus oficinas de Salamanca, Burgos y Zamora después de casi 120 años de historia, en cumplimiento de los planes de la entidad emisora de llegar a 2005 con una única oficina por cada comunidad autónoma. En el caso de Castilla y León, el centro de trabajo ubicado en la capital leonesa cerrará sus puertas el 31 de diciembre de 2004, por lo que a partir del próximo año sólo permanecerán abiertas las instalaciones de Valladolid. La mayoría de los 30 trabajadores de las oficinas de las tres ciudades que han sido clausuradas fueron prejubilados. Final anunciado A pesar de ser un final anunciado, el director del Banco de España en Salamanca, Guillermo Pérez, asegura que la actividad de la entidad en sus últimos días en la capital ha sido importante, de hecho el pasado 31 de diciembre fueron más de 90 personas las que se acercaron a sus instalaciones para poder cambiar pesetas a euros. Según asegura, en el último año y medio, un periodo en el que sólo el Banco de España podía cambiar la moneda, «el público ha sido numeroso siempre», con una media 100 operaciones diarias al principio, que descendieron a 30 durante el periodo estival, pero que en los últimos días del año ha vuelto a crecer notablemente. Respecto al destino de estas cuentas, asegura que se ha escrito a los titulares en varias ocasiones para conocer las preferencias de traslado de los clientes. En la mayoría de los casos, se ha optado por trasladar las cuentas a la sucursal más cercana del Banco de España, la ubicada en Valladolid, aunque en otros se ha trasladado la deuda del estado a otra entidad bancaria. Los edificios, a Patrimonio El Banco de España arrancó su actividad en Salamanca el 15 de septiembre de 1884. Durante sus primeros años de puesta en marcha fijó su sede en un edificio alquilado ubicado en la calle Toro. Este edificio «ha sido vendido a patrimonio del Estado a un precio tasado en el mercado», asegura Guillermo Pérez. El mismo destino seguirán todas las sedes del Banco de España que sean cerradas ya que todas las sucursales con las que contaba la entidad son de su propiedad.

El Banco de España cierra las sedes de Zamora, Burgos y Salamanca
Comentarios