domingo. 14.08.2022

La Federación Leonesa de Empresarios ha mostrado su rechazo «al contenido y las formas» utilizadas en relación con las medidas de fomento del ahorro y eficiencia energética. Señalan que las medidas publicadas el pasado 2 de agosto se han adoptado «de forma precipitada, unilateralmente sin debate parlamentario y sin tener en cuenta ni consultar a las administraciones autonómicas, a las entidades locales ni tampoco al resto de agentes implicados». Por este motivo, han advertido que lejos de concienciar a través de un gran pacto nacional sobre el necesario ahorro energético «se coarta la libertad de empresa y se introducen nuevos costes empresariales con un claro componente coercitivo en forma de sanciones». Además, han indicado que obligar a la instalación de nuevos sistemas de cierre de puertas, a elaborar «confusos carteles informativos», adelantar las inspecciones de eficiencia energética, apagar los escaparates o la limitación de temperatura de los establecimientos «no son el estímulo que necesitarán las empresas para relanzar la creación de empleo». También han incidido en que las empresas «son las primeras que están implicadas en el ahorro energético» pues de ello depende en gran parte su viabilidad y medidas como las impuestas en esta norma.

La Fele, en contra de las medidas