miércoles 22.01.2020

El Impuesto de Bienes Inmuebles es la primera fuente de ingresos

Un análisis de los ingresos municipales por impuesto, pone de relieve que el grueso de la financiación procedió del IBI, que alcanzó en el año 2017, los 684,97 millones de euros, lo que supone que se disparó un 76,3 por ciento respecto a 2007.


Asimismo, la segunda fuente en importancia de financiación propia, llegó de las tasas y otros ingresos, que sumaron para los municipios de Castilla y León, algo más de 377 millones de euros, que representan una subida respecto a diez años atrás del 7,2 por ciento.


Importante también fue la partida ingresada por los municipios gracias al Impuesto sobre Tracción Mecánica, que les permitió sumar en 2017, un total de 122,72 millones de euros, un 7,7 por ciento más que en 2007.


En cuanto al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, reportó a las localidades de Castilla y León, un montante de 70,14 millones de euros, con un importante incremento del 22,8 por ciento. El Impuesto de Actividades Económicas (IAE) sumó para los municipios 69,58 millones de euros, que representan un avance respecto al 2007, del 8,5 por ciento. En el extremo opuesto se situó el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, que se vio muy perjudicado por la profunda crisis sufrida por el sector, y sólo reportó a los ayuntamientos 33,33 millones de euros, con un desplome respecto a una década atrás, del 75,4 por ciento.

El Impuesto de Bienes Inmuebles es la primera fuente de ingresos