jueves 4/3/21

La Junta apoya a familias de bajos recursos con 7 millones en deducciones

La Consejería de Economía y Hacienda ha recibido 9.912 solicitudes de devolución del IRPF

La Junta de Castilla y León ayudará a 9.912 familias de bajos recursos con 7 millones de euros en deducciones fiscales por familia numerosa, natalidad y cuidado de hijos.

Economía y Hacienda ha adelantado ya el pago de 7.575 de las 9.912 solicitudes de devolución de deducciones familiares autonómicas del IRPF correspondientes al ejercicio 2016, por valor de 4,7 millones de euros

La Junta realiza una campaña para que las familias que en años anteriores no se aplicaron estas deducciones por no generar una renta suficiente, puedan disfrutar estos beneficios fiscales que ascienden a más de 7 millones de euros.

Hasta el momento, la Junta ha devuelto más de 25 millones de euros en deducciones familiares a más de 33.900 beneficiarios correspondientes a los ejercicios fiscales de 2011 a 2015 5 de enero de 2021.

La Consejería de Economía y Hacienda ha recibido 9.912 solicitudes de devolución de deducciones familiares autonómicas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondientes al ejercicio 2016, a lo largo de la campaña que se desarrolló entre el 1 de julio y el 30 de septiembre.

Se trata del sexto año en el que la Junta realiza una campaña para que los ciudadanos de Castilla y León de bajos recursos, que en años anteriores no se aplicaron estas deducciones por no haber generado una renta suficiente, puedan ahora disfrutar estos beneficios fiscales.

La Junta, que ha ordenado ya el pago de estas ayudas, ha realizado un primer abono parcial por más de 4,7 millones destinado a más de 7.500 beneficiarios, este pago se irá completando a lo largo de los próximos meses a medida que se vayan verificando las solicitudes, dado que la norma establece que la Administración debe resolver todas las solicitudes antes de abril de 2021.

En esta campaña se han redoblado esfuerzos para agilizar y anticipar el pago a las familias, a fin de facilitarles liquidez y contribuir al impulso necesario para la superación de la crisis ocasionada por la covid-19, de tal forma que este primer pago parcial supone el de mayor importe desde el establecimiento de estas ayudas.

En 2011, la Junta de Castilla y León estableció una excepción dentro de la normativa reguladora del IRPF, para permitir a los contribuyentes que no alcanzaban la cuota mínima exigible deducirse determinados gastos familiares de este tributo.

Esta modificación, que se hizo en coherencia con las políticas de apoyo a las familias y al reto demográfico, ha permitido a miles de ciudadanos acceder a estos beneficios generados en los ejercicios fiscales de 2011 a 2016.

La Junta ha devuelto más de 25 millones de euros en deducciones familiares a más de 33.900 beneficiarios correspondientes a los ejercicios fiscales de 2011 a 2015.

La Junta apoya a familias de bajos recursos con 7 millones en deducciones
Comentarios