viernes 27/5/22
                      El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ayer en Burgos, en la empresa Nicolás Correa. SANTI OTERO
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ayer en Burgos, en la empresa Nicolás Correa. SANTI OTERO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, dijo ayer en Burgos que el compromiso del Gobierno autonómico con la industria es firme para convertir a la Comunidad en un foco de atracción de inversiones.

Así lo sostuvo durante el acto de clausura del 75 aniversario del Grupo Nicolás Correa, que se celebró en las instalaciones de la firma en el polígono Este de la capital burgalesa. En este contexto, apostó por «exprimir» todo el potencial de Castilla y León y para ello recordó que se han puesto en marcha ayudas directas, financiación, suelo a bajo precio y apoyo a la internacionalización de las empresas.

Todo, tal y como señaló, con el objetivo de alcanzar las 8.000 empresas exportadoras en la Comunidad, un reto para el que también se comprometió a impulsar acciones dirigidas a la conectividad y digitalización. Alfonso Fernández Mañueco, que destacó la importancia de los valores familiares en el campo empresarial, subrayó que ambas cuestiones favorecen, además, el equilibrio y la cohesión territorial, algo en lo que también entran en juego los planes industriales de carácter prioritario.

En un contexto como el actual, el presidente de la Junta puso en valor también la batería de medidas anunciada por el Ejecutivo autonómico para, con una inversión de 470 millones de euros, contribuir a la recuperación económica.

15.000 autónomos

Asimismo, Alfonso Fernández Mañueco se comprometió con el mundo empresarial, en el que también se incluye el objetivo de digitalizar 15.000 autónomos y pequeñas empresas y reforzar el equilibrio territorial con zonas de proyectos prioritarios.

El presidente de la Junta de Castilla y León explicó que muestra de ese compromiso ha sido que la primera medida del nuevo gobierno autonómico ha sido ayudar con 500 millones a empresas y familias en forma de bajada de impuestos.

«Queremos tener en Castilla y León en esta legislatura los impuestos más bajos de la historia de esta comunidad porque la bajada de impuestos permite la recuperación económica», dijo en su intervención en el acto, ya que no permitió preguntas de los periodistas.

Tras poner a Burgos como ejemplo, por su peso industrial y la rebaja del paro un 28 % en el último año, Fernández Mañueco destacó la capacidad de ejecución de los presupuestos de la Junta de Castilla y León, que ronda el 96% y aseguró que la comunidad se encuentra entre las que mejor gestiona los fondos europeos.

Desde 1965

También alabó los principios que mueven a empresas familiares como Nicolás Correa, que son «trabajo, sacrificio, entrega y compromiso con los trabajadores». En su intervención en el acto, el presidente de la compañía, José Ignacio Nicolás Correa, hijo del fundador, señaló que el 90% de su producción se destina a la exportación a más de una veintena de países y ha destacado el peso del mercado chino, al que van a parar prácticamente el 20 % de esas exportaciones.

Aunque la empresa nació en Eibar (Guipúzcoa) en 1947, desde 1965 está asentada en la capital burgalesa, donde en 1988 construyó las nuevas instalaciones que son actualmente su sede central y cotiza en bolsa desde 1989.

Su directora general, Carmen Pinto, explicó que tras 75 años de historia mantienen su ilusión «intacta», aunque destacó la incertidumbre de este momento, donde en España se supera la pandemia pero ésta sigue afectando a China, que es uno de los mercados fundamentales, además de los factores de desestabilización de la circulación de ciertas materias primas y las consecuencias de la guerra de Ucrania.

Mañueco se propone convertir CyL en un foco de atracción industrial
Comentarios