martes. 28.06.2022
esther
El padre de Esther López (c), joven asesinada, asiste a un homenaje en la localidad vallisoletana de Traspinedo,, el pasado mes de mayo. R. GARCÍA

La investigación sobre el caso de Esther López, de 35 años, quien desapareció la madrugada del pasado 13 de enero y fue hallada sin vida el 5 de febrero en una cuneta en Traspinedo (Valladolid), continúa abierta cuando están a punto de cumplirse cinco meses desde que sus allegados la vieron con vida por última vez.

El Juzgado de Instrucción Número 5 de Valladolid sigue con una parte de las actuaciones en secreto sumarial, mientras mantiene a tres personas como investigadas, todos ellos en libertad, Óscar, Ramón y Carlos, y espera la llegada de más informes y pruebas que contribuyan a resolver cómo murió Esther y si intervinieron terceras personas en su desaparición y fallecimiento.

Lo que sí se conoce es el resultado de la autopsia tras el hallazgo del cadáver por un senderista en Traspinedo, la misma localidad en la que residía la víctima.

La necropsia reveló que la muerte pudo ocurrir a causa de un atropello en un lugar distinto al que fue hallado su cuerpo.

"No se puede descartar que el lugar del atropello haya sido distinto del lugar donde se encontró el cuerpo", establecieron los médicos forenses, que detallaron que, a partir de los hallazgos encontrados en el cadáver, en el supuesto de que hubiera sido movido, se habría hecho en las primeras horas después del fallecimiento.

Los forenses consideraron que el suceso consistió en un atropello en vida por vehículo a motor, "producido a media o baja velocidad", con la influencia en la causa de la muerte de otros factores como la intoxicación etílica, consumo de cocaína e hipotermia.

Las lesiones traumáticas encontradas en el cadáver, por sí mismas y de manera aislada, no tuvieron entidad suficiente para producir la muerte de manera instantánea.

El informe reflejó además que las lesiones se produjeron en vida, "hubo supervivencia desde la producción de las mismas y el fallecimiento".

La muerte de Esther López fue de etiología accidental u homicida por un atropello y la causa inmediata del fallecimiento fue un shock multifactorial, concluyeron los forenses, que situaron la data del fallecimiento durante la madrugada-mañana del 13 de enero, fecha en la que se supone que la víctima fue vista por última vez viva.

De los tres investigados por su supuesta vinculación con lo ocurrido, Óscar siempre ha mantenido, en tres declaraciones como testigo y una como investigado ante el instituto armado, además de otra ante la jueza de Instrucción, que la madrugada del 13 de enero fue en su coche con Esther y Carlos, al que dejó en su casa.

Después, Esther quiso continuar de fiesta y, aunque según Óscar él la invitó a dormir a su casa - él había dormido más veces en la vivienda de Esther porque era amigo de su hermana-, ella prefirió bajar del vehículo con intención de dirigirse al domicilio de Carlos.

Óscar ha sostenido que no la volvió a ver desde entonces.

ESTUDIOS DE LA MADRUGADA DEL 13 DE ENERO Y DEL T-ROC

La Guardia Civil inspeccionó su vivienda situada en Traspinedo, además de su turismo, un Volkswagen T-Roc gris, sobre el que se esperan informes definitivos para constatar o desechar si el vehículo pudo estar en algún lugar vinculado con la desaparición y muerte violenta de la mujer.

Por el momento, entre los estudios que han llegado hasta el Juzgado, se encuentra un informe pericial técnico policial, en el que consta la actividad del teléfono móvil del investigado, el número de pasos que dio y a qué hora lo hizo aquella madrugada, han informado a Efe fuentes del caso.

Del análisis de los datos basados en la actividad física, el informe establece que los registros con mayores distancias se produjeron el 13 de enero entre las 3.14 y las 3.35 horas, con 385 pasos y una distancia recorrida de 251,91 metros.

De la evaluación de la actividad existente en días anteriores y posteriores, no ha sido localizado un comportamiento equivalente al del 13 de enero y se ha observado una parada total de la actividad en esas horas de descanso, explica el estudio.

Un informe pericial, llevado a cabo por la empresa S.E.A.D.A, afirma con una "primera" diagnosis del vehículo del investigado que fue manipulado, que en dos fechas se realizó un borrado de todas las averías del vehículo y que se intentó la creación de una nueva llave y la programación "sin éxito de esta".

El estudio matiza que se está a la espera de recibir respuesta a dos cuestiones relacionadas con el análisis del módulo de navegación, que actualmente se encuentra físicamente en Dresde, Alemania.

Otro de los tres investigados, Ramón, permaneció detenido seis días por orden judicial, tras lo que fue puesto en libertad con una serie de medidas, entre ellas la imposibilidad de abandonar España.

En la actualidad, no pesa sobre él ninguna de las prevenciones dispuestas en principio y sólo permanece en la causa como investigado.

En el caso de Carolo, ha declarado ante la Guardia Civil, sin que haya trascendido si ha sido llamado a comparecer ante la juez ni el contenido de sus manifestaciones ante el instituto armado.

Cada fecha en la que se cumple un mes de la desaparición de Esther, vecinos de Traspinedo se concentran en el pueblo para reclamar justicia y dejar patente que no se olvidan de su vecina.

Este junio será mañana, día 12, cuando se lleve a cabo la convocatoria en la Plaza Mayor de la localidad, organizada por el Ayuntamiento, con el lema "Concentración en recuerdo de Esther López y en apoyo a su familia".

Cinco meses de la muerte de Esther López: tres investigados en libertad y ningún avance
Comentarios