domingo. 29.01.2023

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Carlos Pollán (Vox), retiró ayer la palabra al portavoz de Unidas Podemos, Pablo Fernández, tras llamarle la atención en tres ocasiones por acusar al vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, de «proferir la ideología fascista».

Se trata de un nuevo episodio en la escalada verbal que se vive en las Cortes después de que ayer la procuradora socialista Alicia Palomo llamara «fascista» al consejero de Industria y Empleo de Vox, Mariano Veganzones, y el presidente de las Cortes, Carlos Pollán (Vox), ordenara retirarlo del diario de sesiones tras la negativa de la procuradora. Además, hace unas semanas el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox), se refirió al PSOE como la «banda criminal» del señor Sánchez, en alusión al presidente del Gobierno de España.

En la sesión de hoy, Fernández ha comenzado su intervención diciendo que «usted encarna lo más abyecto de la política» y ha acusado a García-Gallardo de «profesar a diario la ideología fascista», lo que ha dado lugar a un rifirrafe entre Fernández, que explicaba que el «fascismo es una ideología», y el presidente de la Cámara que le llamaba a retirar el término sin éxito.

La portavoz adjunta del PSOE, Patricia Gómez, censuró la actitud de Pollán y le recordó que «hace tiempo que olvidó su papel como presidente de las Cortes de Castilla y León» y que «no se encuentra en la sede de Vox». El procurador de Cs, Francisco Igea, tachó la actuación de Carlos Pollán de «vergonzosa».

Durante el debate sobre la sedición, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, de Vox, se ha reafirmado en que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es el «jefe de una banda» al que acusó, además, de haber «vendido la Patria a cualquier precio superando cualquier límite moral y cualquier barrera que se haya conocido en Democracia» con el «silencio cómplice» del PSOE de Luis Tudanca tras pactos con «Bildu, filoterroristas, herederos de ETA» a lo que añadióque se han concedido «favores penitenciarios a todos los presos de la banda terrorista ETA». Pollán no le retiró la palabra por usas estas expresiones.

El procurador de Unidas Podemos, Pablo Fernández, consideró «inaceptable» la «degradación de la Democracia» que, a su juicio, se vive en las Cortes de Castilla y León, presididas por Vox, e hizo un llamamiento a Mañueco a «reflexionar» desde el convencimiento de que la aritmética parlamentaria da para «desalojar» a los de Abascal.

Nueva bronca: Pollán retira al procurador de Podemos la palabra por llamar fascista a Vox
Comentarios