domingo 16/1/22

El PSOE de Castilla y León nunca estuvo más unido en torno al liderazgo de un secretario general de como sale respecto a Luis Tudanca en su XIV Congreso Autonómico, donde las nueve federaciones provinciales se han reafirmado con un rotundo apoyo del 96% a su propuesta de Ejecutiva —fue del 86% hace cuatro años— y se han conjurado para ofrecer a la Comunidad un proyecto de cohesión social y territorial, basado en la igualdad de derechos y oportunidades.

León no sólo estuvo presente en la elección del nuevo presidente del partido, cargo que ha recaído en el leonés Eduardo Morán, presidente de la Diputación Provincial y alcalde de Camponaraya, también en el mensaje oficial de que el PSOE ofrecerá «convergencia y cohesión» a territorios «relegados» como León, y en la mención expresa de Morán al leonesismo. El recién elegido presidente del PSOE CyL reconoció ayer por fin su existencia después de negarla sistemáticamente —pese a que gobierna en coalición con la UPL— y poner en la picota al alcalde de la capital, el también socialista José Antonio Diez, un abanderado del «sentimiento leonesista».

Eduardo Morán dijo ayer que el «sentimiento leonesista» que tienen «todos los leoneses» tiene que ver con «el agravio que León «ha sufrido durante tantos años».

Ayer, en Burgos, con la sensación de haber recibido la encomienda de tomar las decisiones que considere oportunas con total libertad, Tudanca optó por mantener intacto su núcleo de confianza en la dirección autonómica, con la soriana Virginia Barcones en la Vicesecretaría General, lo que compatibilizará con la Delegación del Gobierno, y la zamorana Ana Sánchez en la Secretaría de Organización, los cargos que ya ocupaban en la anterior Ejecutiva.

La principal novedad introducida por Tudanca está en la recuperación de la Presidencia Autonómica del partido, vacante desde la abrupta salida de la ahora eurodiputada por Ciudadanos Soraya Rodríguez, donde ha situado al leonés Eduardo Morán —presidente de la Diputación de León y alcalde de Camponaraya—, lo que tiene una lectura clara en clave de representatividad de la federación leonesa, la más numerosa de las existentes en la Comunidad.

Era lo previsible. Todas las fuentes socialistas apuntaban a que Tudanca no introduciría cambios importantes en la estructura de dirección de un partido que le ha dado un amplio respaldo, verbalizado en una emotiva intervención por el histórico Juan José Laborda: «Luis, un poder y un apoyo como nadie ha tenido en el PSOE de Castilla y León».

En el PSOE entienden que la maquinaria del partido queda así lista para un hipotético adelanto electoral, pero también para el año y medio que restaría para la nueva cita ordinaria, en la primavera de 2023, para la que Tudanca se ha marcado como objetivo conseguir una victoria más holgada que le acerque a la Presidencia de la Junta.

Así lo vio ayer también a vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quien durante su intervención en la clausura retado al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco a que «convoque cuando quiera» las elecciones porque Tudanca está «listo para volver a ganar».

Lastra le regaló a Tudanca una confesión: que cuando Pedro Sánchez dudaba entre mantener o no su candidatura para aspirar nuevamente a la Secretaría General del PSOE ella decía a todos sus compañeros que seguiría apoyando a Sánchez pero que en caso de que finalmente no lo hubiera hecho, su candidato a liderar esa candidatura alternativa era Luis Tudanca.

En la misma línea de reconocimiento hacia la figura del líder del PSOE de Castilla y León su compañero asturiano y presidente del Principado, Adrián Barbón, valoró que Tudanca no elija el camino fácil, sino que opte por unir la «emoción y la razón», lo que en su opinión le llevará a un nuevo triunfo electoral.

En su discurso, agradecido y hasta emocionado por el abrumador respaldo obtenido, Tudanca defendió que quienes integran este partido son «gente normal que quiere hacer cosas extraordinarias» por sus «paisanos» y ofrecerles «el mejor de los futuros», lo que en su opinión únicamente ofrecen los socialistas, por lo que se comprometió a conseguir un nuevo triunfo electoral que permita a los socialistas gobernar la Comunidad «cuanto antes».

Tudanca defendió la vía de la descentralización institucional como una oportunidad de desarrollo conjunto de la Comunidad, para frenar los desequilibrios e incrementar la cohesión social entre sus habitantes: «Que crezcamos todos juntos, en Castilla y en León».

El secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez, lamentó ayer el paso por Castilla y León del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con motivo del XIV Congreso Autonómico del PSOE.

«Pedro Sánchez ataca a esta tierra y Tudanca aplaude», dijo Vázquez.

El PP: «Sánchez ataca a CyL y Tudanca aplaude»