jueves. 07.07.2022

Un grupo de 68 presos, entre ellos de la cárcel de Villanubla (Valladolid) participan en el programa pionero de tratamiento para condenados por delitos económicos y de corrupción al que se ha acogido desde su lanzamiento a finales de noviembre Iñaki Urdangarin y también quiere sumarse el cabecilla de la red de corrupción del PP, Francisco Correa.

El Programa de Intervención en Delitos Económicos (Pideco) está destinado a una población de 2.000 presos, que son los que cumplen condena por delitos económicos y relacionados con la corrupción. Desde Prisiones se espera que tras la Semana Santa se sumen otros presos a este programa voluntario de tratamiento que fue presentado como «pionero» al ofertar al 5,6% de la población reclusa un camino para, a partir de 32 sesiones, «reeducarles con herramientas para poder enfocar su vida en libertad con una actitud y conducta prosocial».

Presos siguen el curso de Correa y Urdangarin sobre anticorrupción
Comentarios