lunes. 08.08.2022

Suárez-Quiñones: «Un escenario sin fuego no es contemplable»

El consejero leonés señala que se centrarán en «reducir su frecuencia y acotar su gravedad»
                      El consejero compareció ayer en las Cortes para dar cuenta de los incendios. R. GARCÍA
El consejero compareció ayer en las Cortes para dar cuenta de los incendios. R. GARCÍA

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, advirtió ayer en las Cortes de Castilla y León de que «un escenario futuro sin fuego no es contemplable», ni siquiera «un escenario sin fuegos catastróficos», pero sí abogó por trabajar «en reducir su frecuencia y en acotar su gravedad». Así lo defendió durante su intervención en el Parlamento autonómico para informar sobre los incendios de la Sierra de la Culebra en el mes de junio y otros acaecidos en julio, donde también detalló las actuaciones de su departamento ante un futuro inmediato con fuegos «más devastadores y más difíciles de controlar».

«Cada vez tenemos incendios forestales más devastadores y más difíciles de controlar, cada vez más incendios forestales exceden la capacidad de control en momentos de su desarrollo, lo que supone una amenaza directa no sólo para el medio natural sino también para la vida e integridad de las personas», subrayó el consejero, quien ante estos incendios «mucho más rápidos en su propagación y de una virulencia nunca vista» por la combinación de olas de calor frecuentes y prolongadas, sequías y baja humedad del terreno, anunció un cambio «sustancial, estructural y permanente» del operativo Infocal.

Un cambio que permita a un tiempo «mantener su esencia» de operativo público con participación de empresas privadas que integra las labores de prevención y extinción, pero que aborde una transformación sobre tres ejes como son «la estabilización, la formación y el reconocimiento y dignificación de su función».

Una remodelación total del operativo de lucha contra los incendios forestales que, como recordó, se pactó el pasado 20 de julio en la Comisión en Materia Forestal del Consejo del Diálogo Social entre la Junta de Castilla y León, la patronal Ceoe CyL y los sindicatos UGT y CC OO.

Para fijar los primeros avances en estos acuerdos, el jueves se celebrará la primera reunión técnica, a fin de garantizar que los casi 900 integrantes del personal laboral fijo discontinuo pasen a ser fijos todo el año con carácter general; que los trabajadores de las cuadrillas contratadas por licitación o encargo a Tragsa trabajen durante un mínimo de nueve meses, frente a los 7,6 de media actuales; el incremento de la formación de todo el personal; la previsión de puestos de respiro para el personal más próximo a la jubilación; la transformación del actual régimen de contratación por obra de las cuadrillas contratadas, o la dignificación del trabajo de estos profesionales.

Durante su comparecencia, Suárez-Quiñones apostó también por la cooperación y colaboración entre administraciones, la consolidación del modelo de gestión agroforestal que permita tener paisajes forestales más resilientes, apostar por un modelo de gestión de la ganadería extensiva y establecer planes de defensa de los municipios y actuaciones de concienciación ciudadana y en el territorio.

Suárez-Quiñones: «Un escenario sin fuego no es contemplable»
Comentarios