viernes 7/5/21
Cosas de aquí | Un mastín leonés, campeón de Europa

Balak se come Bucarest

El ejemplar, criado en Veguellina de Órbigo, gana en la categoría de machos y el premio a la mejor raza del Euro Dog Show celebrado en Rumanía.
Balak de Tierra de Órbigo fue campeón de España el año pasado.

Bien proporcionado, con carácter y un caminar en el ring desenvuelto y alegre, Balak de Tierra de Órbigo se proclamó a principios de este mes campeón de Europa en el Euro Dog Show celebrado en Bucarest (Rumanía). Propiedad de Manuel Garrido Pérez, el mastín español, criado en Veguellina de Órbigo, fue el primero en su categoría (abierta machos) por su excelente morfología y buen comportamiento en el concurso —no en vano, ya había sido campeón de España en el 2011— y también arrancó a los jueces el galardón de mejor raza.

Tres mastines del afijo Tierra de Órbigo viajaron con Jesu González al concurso de Rumanía: Tras finalizar el 30 de septiembre la exposición internacional, organizada por la Sociedad Canina Leonesa, Balak, Cyro y Bostom recorrieron 3.305 kilómetros por carretera, con exhibiciones incluidas en las aduanas de distintos países cuando los funcionarios se interesaban por carga, relató González.

Balak, un ejemplar aún joven que en enero cumple 5 años, hizo gala de su carácter y su raza, de guardería y defensa, defendiendo a su presentador de otro concursante —que sólo osó acercarse— y a pesar de encontrarse en un lugar desconocido para el animal. Bostom, que acababa de proclamarse en León campeón de España y es hermano de Balak, también brilló en Bucarest, alzándose con el campeonato rumano, que se celebró justo antes del certamen europeo.

En Bucarest, Balak, Cyro y Bostom se unieron a una jauría de 6.120 perros, que llenaban el recinto ferial Romexpo, procedentes de 50 países de todo el mundo, aunque sólo una docena optaban a los premios reservados al mastín español. Españoles, checos y rusos presentaban ejemplares a los premios de mastín y sólo Balak se trajo uno de los galardones a España. Rusia se llevó el premio a la mejor hembra, mientras que la República Checa obtenía el de mejor cachorro.

Los perros ya se encuentran en el criadero, en el barrio de Buenos Aires de Veguellina de Órbigo. A Balak le espera el campeonato del mundo, que se celebra el próximo año en Suiza, al que accede por derecho propio.

Mientras, en el afijo ya le han cruzado con tres hembras, que ya han parido. Los aficionados a los concursos y los amantes de la raza llaman para hacerse con los hijos del campeón. El tiempo dirá si es el patriarca de una saga de triunfadores.

Balak se come Bucarest
Comentarios