jueves 19/5/22
 

 

La explosión de contagios de la ómicron alcanzó esta semana su punto más álgido en la provincia con un total de 22.976 personas con el virus activo a fecha de hoy. Casi 23.000 personas se encuentran atrapadas en casa, con diversos grados de afectación, según los datos actualizados hoy por la Consejería de Sanidad en el portal de Transparencia.

Pese a que en los últimos días la incidencia baja y las cifras de contagios van mermando -con respecto a las primeras semanas de enero, la acumulación de casos ha hecho que después de dos semanas sin poner al día las estadísticas, la cifra de personas enfermas con el virus activo de más de 5.000 personas más, un 25% más que en la anterior actualización del 11 de enero. 

La provincia ha logrado bajar la incidencia acumulada a 14 días hasta los 3.365 casos de hoy y a 1.272 a siete días, con una menor velocidad de contagio (el número reproductivo bajó a 0,81). Son cifras de riesgo muy alto, pero que se van alejando de los 4.170 casos por 100.000, techo de la sexta ola en León el pasado 17 de enero.

La hospitalización de personas con y por covid también está en riesgo muy alto tanto en planta como en UCI. De hecho, León es la única provincia de la Comunidad que tiene este nivel de riesgo por la ocupación de plantas covid (16,97% sobre el total de camas) pese a un leve descenso de los ingresos respecto a ayer. 

El Caule tiene 164 pacientes en planta (uno más que ayer) y el Hospital El Bierzo 51 (dos menos que ayer) por lo que la cifra total es de 111 pacientes ingresados por o con covid.

En las UCI ha bajado la ocupación levemente hasta el 40,51%, con 21 pacientes en León (dos menos que ayer) y 11 en Ponferrada (uno menos que ayer).

26 defunciones más en una semana

La mortalidad se mantiene álgida con un balance de 26 defunciones en la última semana. De esta manera suman ya 2.415 muertes desde el inicio de la pandemia. En los hospitales notificaron cuatro nuevas defunciones (3 en León y una en Ponferrada).

La positividad de las pruebas alcanza el 41%, lo que hace que todos los indicadores excepto los ingresos en UCI en la última semana por 1.000 habitantes estén en riesgo muy alto. 

El virus tiene atrapadas a casi 23.000 personas en León