jueves 21/10/21

El virus de la soledad mina a la población mayor en la era covid

El daño emocional que sufren las personas mayores por la pandemia se suma al impacto mortífero que ha tenido en la vejez: el 90% de muertes por covid en la provincia han sido de personas de más de 70 años. La asociación Activos y Felices atendió a más de 1.500 personas por teléfono y ha ideado el programa ‘Tecnológicamente felices’ para superar la brecha digital y de la soledad.
La asociación Activos y Felices de León ha puesto en marcha un programa de accesibilidad a la tecnología para personas mayores para facilitar su interacción social. DL

Casi la mitad de las personas que viven solas en León —31.100 según el Instituto Nacional de Estadística— tienen más de 65 años. Para muchas de estas muchas no es una soledad deseada, sino una situación impuesta por las circunstancias: viudez, divorcio, nido vacío...

En el Día Internacional contra el Maltrato hacia las personas mayores se ha puesto de relieve el aumento de la soledad como parte de los efectos colaterales del virus. «Aunque se desconoce la magnitud del maltrato de los ancianos, su importancia social y moral es indiscutible», señala Belen Aren presidenta de Activos y Felices.

Esta asociación leonesa pide «una respuesta mundial multifacética que se centre en la protección de los derechos de las personas de edad». El covid se ha cebado con las personas mayores —el 90% de las muertes por el virus en León han sido de personas de más de 70 años— y ha tenido unos efectos colaterales que la emergencia sanitaria no ha dejado ver en toda su magnitud.

Afectación a la autoestima por la crisis de identidad derivada del virus, menos autonomía por el deterioro del organismo y de las posibilidades de desenvolverse en las actividades de la vida diaria y crisis de pertenencia por la pérdida de roles y de grupos a los que da acceso la vida profesional y las capacidades son algunas de las secuelas observadas.

Más de 1.500 personas acudieron el año pasado al servicio de atención telefónica continuada que la asociación Activos y felices de León puso en marcha durante la pandemia (987 100 812) y que sigue activo. «La vejez es una etapa de la vida en la que suceden una serie de pérdidas que facilitan la aparición del sentimiento de soledad», explica Belén Aren. La pandemia ha acrecentado su malestar emocional. «Han vivido con el convencimiento apesadumbrado de estar excluidos, de no tener acceso a ese mundo de interacciones», añade la fundadora de esta entidad que dedica gran parte de sus esfuerzos a la promoción del bienestar y la calidad de vida en las personas mayores. «Algunos sienten que el covid es culpa de ellos debido a la mala gestión de la comunicación que se ha hecho en este área», subraya.

Menos relaciones familiares

Los problemas de maltrato más frecuentes que sufren las personas mayores se vinculan a unas relaciones familiares pobres. «La escasez de relación con los hijos percibida por los ancianos, tanto en cantidad como sobre todo en intensidad y calidad de afecto, representa un importante motivo de frustración en esta etapa», señala .

El abandono en las comidas y el autocuidado personal son algunos de los signos externos del malestar emocional. Se han atendido casos de abuso financiero por parte de las personas que los cuidan, aunque no se han conocido casos de violencia física.

El maltrato psicológico se produce por amenazas, insultos, humillaciones, aislamiento o infantilización. El impacto que este maltrato tiene sobre las personas mayores puede acarrear consecuencias graves y complejas como apatías, miedos, depresiones y podrían asociarse a problemas afectivos y de autoestima, explica la asociación. Este es el área en la que han realizad más atenciones. Para prevenir este tipo de maltrato, Activos y Felices recomienda «tratar al mayor como la persona que es, darle su espacio esté donde esté y una comunicación respetuosa, asertiva y positiva», explica Belén Aren.

Impacto grave
El maltratato psicológico se produce por amenazas, insultos, humillaciones, aislamiento o infantilización

Apoyo emocional
Activos y Felices puso en marcha un teléfono de atención continuada a mayores en la pandemia

«Las formas de definir, detectar y resolver el maltrato de las personas mayores tienen que enmarcarse en el contexto cultural y considerarse junto con los factores de riesgo que tienen una especificidad cultural», explica la asociación Activos y Felices.

Por ejemplo, apunta, «en algunas sociedades tradicionales se obliga a las viudas de edad a casarse de nuevo, mientras que en otras las mujeres mayores que viven solas son acusadas de practicar la brujería».

Para detectar el maltrato en las personas mayores tiene que haber una buena organización sanitaria de la atención primaria y de los servicios sociales. «Si noo están bien preparados para detectar y resolver el problema, el maltrato de los ancianos seguirá estando semioculto», señala la asociación

Activosyfelices,org puso en marcha el programa «Te acompañamos» en el que un grupo de personas voluntarias formadas en envejecimiento activo, junto al programa Mind Moves atienden a las personas que viven solas «con el objetivo de darles acompañamiento no solo en actividades como puede ser a una visita médica, también en su hogar, leer, hacer ejercicio… Se trata de «darles un poco de vitalidad y alegría intentando combatir el mayor mal de la actualidad en las personas mayores la soledad», apunta el colectivo.

Economía de las canas

Belén Aren subraya que hay que empezar a ver la etapa de la vejez «como una segunda oportunidad y no como un problema». El respeto a los derechos de las personas mayores y su consideración social es también una ocasión de generar riqueza en la comunidad «y no solo en el ámbito de los cuidados».

La economía de las canas es un nicho de mercado que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas mayores y da empleo a las más jóvenes. Aren pone el ejemplo de la demanda de productos específicos de lencería para mujeres mayores, para quienes las tallas y diseños estándares no son cómodos pero también buscan la belleza u otros aspectos prácticos como el uso de telas deslizantes para prendas como fulares para evitar las manchas al caer líquidos. Aren lamenta que el Ayuntamiento de León dedique «tan solo 5.000 euros a las asociaciones de mayores» y que no haya apoyado su propuesta de unidad de maltrata al mayor.

El virus de la soledad mina a la población mayor en la era covid
Comentarios