miércoles. 07.12.2022
Música

Ainhoa Arteta publica un disco sesentero dos semanas antes de actuar en León

La soprano vasca Ainhoa Arteta. FERNANDO ALVARADO

Frenesí o Guantanamera eran las canciones que las Ibarrolaburu cantaban cuando la soprano Ainhoa Arteta era pequeña, la banda sonora de momentos «súper felices» que ella ha querido recuperar en La otra orilla, un disco que sale mañana y que mira con «pasión» y «vanguardia» a Hispanoamérica.

 

Arteta, que actúa el día 26 de este mes en el Auditorio, es hija de Esther Ibarrolaburu , quien con sus cinco hermanas solía «armar unas estupendas» en Nochebuena y Nochevieja cantando un repertorio que incluía boleros y habaneras como El rosario de mi madre, Piensa en mí o Pecado, «las canciones protesta de los 60 y 70», asegura la intérprete. Esos temas o Quiéreme mucho, Volver, volver, María de la O, Ansiedad y Cuando llegue al mar —todos en el nuevo disco— eran, afirma, «reivindicativos» porque su madre y sus tías las cantaban cuando querían «decir algo».

«En los años del franquismo esas canciones contaban muchas cosas, eran historias con las que la gente se sentía muy identificada. Se cantaban con mucha pasión. Es un mimo que me doy porque me recuerda a una etapa a la que le tengo mucho cariño».

Es, precisa, la continuación del primer trabajo crossover que hizo, La vida (2008), y vuelve a contar con Javier Limón para la producción porque son «los temas que entonces se me quedaron en el tintero». «La portada del disco —que sigue a Don’t give up y Mayi— es una fotografía mía como si fuera el mascarón de un barco, con el mar al fondo y movida por el viento, con lo que quiero transmitir la pasión y el viaje al otro lado». «En los doce años que hay entre La vida y La otra orilla he aprendido mucho, no sabía yo que podía cantar así. Esto es un paso más allá, con arreglos más vanguardistas», añade. Ha querido incluir un tema actual, Un vestido y un amor, de Fito Paez, porque le tiene mucho cariño y es «un homenaje» a «su actual pareja», Matías Urrea, con el que se casó en junio: «Te vi, yo no buscaba a nadie», canta. El disco, que interpreta con músicos de la Berklee College of Music, donde Limón es profesor, contiene «arreglos a veces completamente inesperados, tanto que no sabes ni qué canción va a ser», se ríe.

Ainhoa Arteta publica un disco sesentero dos semanas antes de actuar en León
Comentarios