lunes 21.10.2019

Las chicas de Tatu fingieron ser lesbianas para lograr la fama

Las chicas de Tatu fingieron ser lesbianas para lograr la fama
Lena y Yulia se han cansado de darse besos de tornillo falsos. Así levantaron el primer ven-daval mediático en el 2002: uniendo sus lenguas en su polémico primer vídeo y proclamando luego que eran pareja. Pero el comienzo de Tatu (que en ruso quiere decir «la una ama a la otra») fue un poco menos romántico. El dúo fue un proyecto de Ivan Shapovalov, un productor televisivo ruso que decidió formar un grupo de chicas a través de un multitudinario casting en Moscú durante 1999. Las seleccionadas fueron Lena Katina (nacida en 1984) y Yulia Volkova (1985). Shapolavov quería conquistar el recién nacido mercado discográfico del este. Y el empresario moscovita sabía que, desde que la música es un negocio, el escándalo siempre ha sido el camino más fácil hacia las ventas. La historia era relativamente novedosa para el circo del pop: dos adolescentes (menores de edad, por tanto) que son lesbianas y se enamoran. Bajo esta premisa, Shapovalov puso la primera piedra al escribir en la biografía de Yulia (la de pelo corto) que había sido expulsada de un grupo infantil (presuntamente llamado Neposedy y en donde también presuntamente cantó Lena) «por comportamiento obsceno e intentar corromper a otras cantantes». «Papi, mírame»

Las chicas de Tatu fingieron ser lesbianas para lograr la fama
Comentarios