martes. 29.11.2022
Exposición

Cuando Cuevas se hizo digital

El periodista y crítico de arte y gastronomía de Diario de León, fallecido hace un año, es homenajeado con una de sus exposiciones en la Galería Santos
Exposición de Marcelino Cuevas en Galería Santos. MARCIANO PÉREZ

A esta exposición solo le faltaría el propio Marcelino Cuevas realizando la crítica de su obra. Y qué diría. Este 10 de enero se cumple un año de su muerte y ahora la Galería Santos, recóndita pero encontrable galería ubicada en el complejo de Santo Domingo, le homenajea recogiendo parte de su obra digitalizada. No son fotos, no son cuadros, pero contienen algo de ambas disciplinas. Y en su contenido, seguro que sólo parte de su infinito cultural.

Cuevas era periodista de Diario de León, pero por alguna reseña lo mismo aparece como crítico gastronómico o fotógrafo, o también locutor de radio. No hay que quedarse con ninguna de sus definiciones, ya que pasaba de un lado al otro de la barra sin solución de continuidad. Tal vez, un día exponía en la Sala Ármaga como hacía en un 2004, y puede que ese mismo día se pasara por otra de las galerías leonesas para recoger algunos apuntes y contar luego lo que vio.

De igual forma, contaba a este periódico, cuando en lugar de ser el narrador de la noticia era el protagonista, que «exponer es exponerse», así que esta muestra que comienza hoy será una forma de darle continuidad a su paso por este León recorrido tantas veces junto a Vicente García.

Decía Marcelino Cuevas: «Después de tantas y tantas exposiciones visitadas, sabes que el artista que realiza una muestra se expone conscientemente a la crítica, pero hasta ahora no me había dado perfecta cuenta de lo que esto significa». Era una de sus primeras osadías artísticas. Y era también una forma de fundir su versatilidad de una vez por todas para correr el riesgo de que lo que se cree se exponga ante el público. El fin último.

Le debió de gustar porque repitió. Y ahora, en la Galería Santos se trata de homenajear y dar esa continuidad a la ciudad que cada tarde celebra algún evento cultural. La idea de la galería es en definitiva recordarle. Y ayer se inauguró con un vino para los asistentes y para también mantener las costumbres de quien se conocía todos los rincones de León. Si empezó en la radio más analógica posible, acabó peleándose desde el diseño artístico a través del ordenador. En el mismo en el que luego podría ser prescriptor de arte o de gastronomía o de lo que fuera.

Cumpliría 75 años este 2020 y estaría planeando cualquier evento. Tal vez ya convencido de que los verdaderos críticos son los espectadores que dan el visto bueno o el malo. Y quedaría pendiente la definición final de qué era Marcelino Cuevas estos años. Alguien dice: «Era una persona tan amable».

Cuando Cuevas se hizo digital
Comentarios