sábado 24.08.2019
CULTURA

Un desfile de moda digno de un faraón

El Museo Liceo Egipcio de La Virgen del Camino acoge una pasarela con diseños inspirados en el país de las pirámides
Algunos de los vestidos creados por la leonesa Begoña Fernández, quien se inspira en la moda y materiales del antiguo Egipcio
Algunos de los vestidos creados por la leonesa Begoña Fernández, quien se inspira en la moda y materiales del antiguo Egipcio

Dentro de su afán por divulgar la historia antigua de una forma diferente, creativa y amena, el Museo Liceo Egipcio de La Virgen del Camino acoge hoy un singular desfile en el que las modelos lucirán creaciones inspiradas en el reino de los faraones. La artífice de las mismas es la joven diseñadora leonesa Begoña Fernández Merino, quien ha elaborado una colección basada en la estética del museo y en el antiguo Egipto para su marca Seres Design, que será presentada esta tarde-noche en el edificio del Liceo, frente a cuya fachada discurre la Ruta Jacobea.

Pero además, en el desfile se presentará la primera colección de joyas y bisutería que pone en el mercado el Museo Liceo Egipcio, caracterizada por sus vistosos colores, realizada con materiales traídos de las riberas del Nilo e inspirados en la cultura faraónica. El desfile, por otra parte, contará con unas modelos de excepción, las bailarinas de ballet de la Escuela de Danza Coppelia de León y las más ‘peques’ de las alumnas de egipcio de este espacio cultural.

Desde el museo se recordó cómo «las áridas condiciones del desierto han favorecido la conservación hasta nuestros días de numerosas muestras de la vestimenta de los antiguos egipcio, a lo que se une la gran cantidad de representaciones murales en las que podemos contemplar la ropa con la que se vestían».

«Ésta, en general, era bastante simple. Los hombres que trabajaban en los campos o en los talleres no vestían más que un faldellín. El ejemplar más antiguo de una blusa de lino data del 2.400 a.C», continuaron, pero también advirtieron que mientras las clases populares no alteraron mucho su vestuario a lo largo de los siglos, «la élite egipcia se sometió con gusto a los vaivenes de la moda, como los contemporáneos fashion victims. En la época de las pirámides, las mujeres lucían vestidos ceñidos con amplios cintos. Tiempo después, en la época que se denomina Reino Nuevo, el modelo anterior evoluciona a uno con una sola banda o cinturón. Los hombres de la época de los grandes Ramsés vestían a menudo faldellines plisados con arreglos a modo de delantales sobresalientes en la parte frontal». Después, en época romana, Egipto fue admirado por la calidad y el colorido de sus vestidos. «La ropa era lavada por lavanderos profesionales y poseía una marca identificativa, como sabemos por la hallada en la tumba del arquitecto Kha, que residió en la aldea de Deir el-Medina», ampliaron, haciendo notar que, en su tumba, Tutankhamón albergaba un gran guardarropa que contenía incluso ropa de niño. «Los funcionarios mostraban diferentes vestimentas según su estatus. Los visires, por ejemplo, se cubrían con un largo vestido y los sacerdotes podían lucir una piel de leopardo».

Lugar: Museo Egipcio (c/ Astorga, 42).

Horas: dos pases, a las 19.30 y 21.00.

Entradas: gratuita con recogida de invitación en el museo y en Seres (Suero de Quiñones, 7bis, 5º izquierda). Aforo limitado.

Un desfile de moda digno de un faraón
Comentarios