miércoles. 06.07.2022
Exposición

Juan Baraja: el fotógrafo que espera

La Fundación Cerezales Antonino y Cinia inaugura el 12 de julio ‘Olvidados del tiempo’, 10 series del prestigioso artista
Detalle de una de las fotografías de la exposición. JUAN BARAJA

Olvidados del tiempo es un Juan Baraja total hasta para él mismo. Ayer llegó a la Fundación Cerezales Antonino y Cinia y fue lo que sintió: «Me emocioné un poco, porque nunca había visto junto tanto trabajo mío producido», dice al respecto de esta exposición que sí es una vuelta a lo anterior para la fundación, porque era la prevista para marzo, y que comisariada por Alfredo Puente es una vez más la prueba de que este centro en Cerezales del Condado maneja una infalible varita mágica cultural que se llama trabajo. Por cierto, el título de la muestra, todo un atractivo y sugerente gancho, es obra del propio Puente. Y Baraja, por su parte, aporta un recorrido por su obra que en diferentes proyectos deja prueba de una singular maestría, una mirada que piensa, y luego una personalidad para contar en imágenes, a través de esas fotografías a las que él llega como si las estuviera esperando. Así es, a veces, como si pensara: «Esta fotografía será despues». Y volverá a por ella.

Y aunque él lo explique con esa modestia, Juan Baraja, toledano del 84, abre una brecha actual en la fotografía, bien sea de arquitectura u otros contextos sociológicos, porque encuentra hilo narrativo en la espera, en el regreso. Y además, le hace un quiebro a lo inevitable cuando trabaja desde lo analógico.

Conjuntos e imágenes

Una completa panorámica de diferentes épocas y trabajos del artista componen la muestra

Tiene Baraja ese duelo con la fotografía en el que la luz se convierte en el factor determinante. «El entorno cambia y en cada lugar conoces el momento, que a veces no es el que quieres, pero ves que será. En exteriores me gustan los días nublados, plomizos, para fotografiar. La verdad es que no soporto el cielo azul, si hablamos de eso. Y haciendo fotografías en interior, sí me interesa que haya una determinada luz no directa que te permite otras visiones», relata. Pero a Baraja, como a todos los grandes artistas, no le seduce mucho hablar del cómo de su obra, aunque sí desarrolle el concepto dentro del proyecto en general en el que trabaja.

Lo que se verá en Olvidados del tiempo es una completa panorámica de su trabajo, que Alfredo Puente ha construido como apartados diferentes. Y eso le gusta al creador toledano. «La exposición trata de eso. El espectador va a encontrarse con conjuntos de imágenes», explica en cuanto a una disposición de la muestra en la que grandes formatos y en diferente altura se agrupan para mostrar series como Catedrales, sobre cementeras. Águas Livres, Sert-Miró, Cerezales, Experimento Banana, Norlandia, Utopie Abitative, Alzado de escalera, Hipódromo y A rapa son los otros títulos de los distintos proyectos seleccionados para esta exposición.

Múltiples miradas

‘Águas Livres’, ‘Sert-Miró’, ‘Cerezales’, ‘Experimento Banana’ o ‘Norlandia’, son algunas de las series

Así, sin que sean proyectos que por qué haya que relacionar aparecen aquí juntos como recorrido de la obra de Juan Baraja.

Olvidados del tiempo es de esta manera la exposición más amplia del trabajo de este artista, destacado entre la última generación de fotógrafos españoles, los mismos que han ampliado los horizontes fotográficos sumando imágenes en series vinculadas a conceptos, ideas o relatos.

Dice de él el escritor Antonio Muñoz Molina que «Juan Baraja es un fotógrafo meticuloso y sedentario que viaja sin prisa a lugares del mundo en los que descubre espacios y edificios que parecen llevar mucho tiempo esperando a que él los retrate, esperando con la paciencia de las cosas inmóviles». Y Baraja también es un hombre que espera. Espera yendo hacia la imagen.

Juan Baraja: el fotógrafo que espera
Comentarios